Pan Deli Neoyorkino

IMG_4258

 

Hay muchas maneras de comer pan de centeno. La mayoría de las personas piensan inconscientemente en esos panes negros, de gran sabor y un poco ásperos, cuando se habla de este cereal pero lo que no saben es que su harina, una vez refinada, puede darnos panes mucho más claritos de los que nos imaginamos, sobretodo si lo mezclamos con trigo. Este es el caso de uno de los panes que más proliferan en la ciudad de los rascacielos, una pieza introducida por la comunidad judía y que allí ya venden en prácticamente todos los establecimientos y que utilizan muchísimo en forma de rebanadas para hacer sándwiches.

Además de su esponjosidad y ligero aroma, una de sus ventajas es que es un pan relativamente fácil de hacer y que luego congela a las mil maravillas, ideal para lonchear, guardarse en el congelador y luego introducir cada tostada en el tostador por la mañana directamente y así tener pan del bueno para empezar el día.

IMG_4255

Lo que sí que os recomiendo es que para darle mayor profundidad de sabor utilicéis cuanta menos levadura mejor, algo que hará que los tiempos de fermentación sean más largos, pero valdrá la pena. También podréis hacerlo con masa madre, pero ese es un capítulo para los iniciados en el mundo del pan, si queréis leer algo más al respecto os recomiendo que visitéis Bake The World, la página sobre panes del mundo en la que todos los meses tratamos un tema y en la que este mes este pan neoyorkino es el protagonista.

¿Te vas a quedar sin probar tu Pan Deli Neoyorkino? 

Pan Deli Neoyorkino
Author: 
Recipe type: Panadería
Serves: 6
 
Ingredients
  • Para la esponja: 120gr de harina de trigo, 90gr de harina de centeno, 1gr de levadura seca de panadería, 5gr de miel, 350gr de agua
  • Para el resto del pan: 350gr de harina de trigo panadera o de fuerza, 2gr de levadura seca de panadería, 2 cucharadas de semillas de alcaravea molidas, 12gr de sal
Instructions
  1. Para hacer la esponja lo único que tendremos que hacer es mezclar todos los ingredientes en un bol y, después, tendremos que colocar todos los ingredientes del resto del pan, mezclados, encima de esa esponja, sin remover. Esto lo dejaremos fermentando aproximadamente tres horas, tapado con un plástico, hasta que veamos que empiezan a salir burbujas de la esponja entre la harina seca.
  2. Una vez el tiempo ha pasado, mezclaremos todos los ingredientes, los sacaremos a la mesa de trabajo y amasaremos hasta que esté todo bien mezclado y la masa manejable. Taparemos con un trapo húmedo y dejaremos reposar durante 10 minutos.
  3. Volvemos a amasar durante un rato más, hasta que la masa está elástica y suave, una vez esto pase la ponemos en un bol aceitado, lo tapamos con papel film y lo dejamos volver a fermentar hasta que doble su tamaño, aproximadamente una hora y media.
  4. Lo sacaremos del bol y ligeramente desgasificaremos dando forma a la masa que, una vez esté bien formada, taparemos con un paño húmedo y volveremos a dejar fermentar, hasta que vuelva a doblar su volumen, aproximadamente una hora.
  5. Precalentamos el horno a 240ºC y colocaremos una bandeja para que se precaliente en su interior, y debajo otra sobre la que luego podamos verter agua caliente para generar vapor.
  6. Antes de meter el pan en el horno, con él muy caliente, haremos los cortes sobre éste y pondremos a hervir agua en un cazo. Metemos el pan en el horno, vertemos el agua sobre la bandeja del fondo y cerramos el horno dejando 10 mintuos hornearse así.
  7. Abrimos entonces un rendija del horno para que salga el vapor medio minuto y bajamos la temperatura a 180ºC, dejando hornear pan 30 minutos más o hasta que al golpearlo en la base suene hueco, si vemos que se dora mucho lo taparemos con papel aluminio.
  8. Una vez listo, dejaremos que enfríe sobre una rejilla.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: