Torrijas de almíbar, como las de mi madre

Torrijas21-1030x686

Aunque en Madrid la gente ande en manga corta y pantalón de verano y parezca que el aporte calórico de estos dulces sea un poco “too much” para estos días, no podemos resistirnos a la delicia dulzona de la temporada: las torrijas. Mi madre siempre las hace cuando la Semana Santa se acerca y no sé muy bien por qué ya que se dedica a repartirlas a todos sus allegados y ella apenas prueba una, debe ser cuestión de tradición, igual que con el tema del membrillo. Nada de operación bikini ni chorreadas varias, este verano vamos a lucir los michelines en la playa con orgullo y ya no sólo se van a reír de nuestro tono Casper, ¡y lo mucho que me ha costado mi lorza! ¡y lo que he disfrutado cuidándola!

Me gustan las torrijas de pan de verdad, nada de mariconadas de sobaos, brioches y bizcochos, esas tostadas que se embeben en abundante leche – lo siento pero para mí son las únicas que existen – se fríen y luego se riegan con un dulcísimo almíbar de miel, azúcar y canela.

Esta receta no tiene medidas exactas, no puedo decirles que utilizo dos huevos para media barra de pan sino que les recomiendo que vayan un poco a ojo, que se dejen llevar por su apetito dulcero y, sobretodo, que disfruten.

Torrijas de almíbar
Author: 
Serves: 6
 
Ingredients
  • Una barra de pan de ayer
  • Leche tibia
  • 2 huevos batidos
  • Abundante aceite de oliva 0.4
  • Abundante azúcar
  • Canela
  • Para el almíbar:
  • Unos 750ml de agua
  • 4 cucharadas de miel
  • 8 cucharadas de azúcar
  • ½ cucharadita de canela
Instructions
  1. Cortamos las rebanadas de pan guiándonos por las marcas o de aproximadamente 2cm.
  2. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite a temperatura media.
  3. Preparamos un plato con papel donde escurriremos de aceite las torrijas después de fritas. También preparamos unas fuentes con una mezcla de azúcar y canela en la base.
  4. Hacemos un almíbar muy suave con azúcar, agua y miel, tiene que quedar liquido; lo dejamos haciendo mientras que freímos las torrijas.
  5. Empapuzamos las rebanadas de pan en leche, que absorban bien para que luego no queden secas pero que cuando las saquemos de la leche no chorreen. Las pasamos por el huevo batido y las freimos hasta que estén doradas.
  6. Las apoyamos ligeramente sobre el papel absorbente y las pasamos todavía calientes a la bandeja con el azúcar.
  7. Las espolvoreamos con más azúcar mezclado con canela y todavía en caliente vertemos sobre ellas el almíbar. Dejamos que lo chupen y no consumimos hasta que se enfríen.

 

1 comentario sobre: “Torrijas de almíbar, como las de mi madre”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: