Comer en Vietnam (I): Hanoi

IMG_20150703_192735981

Una de las razones por las que elegí Vietnam como parada principal de mi periplo por el sudeste asiático fue sin duda alguna lo bien que había oído hablar de su gastronomía. Pese a mi amor por Asia nunca había puesto el pie más allá del mar Mediterráneo y la llegada a Hanoi, con toda la diferencia horaria que conlleva y las 20h de aviones y otros aeropuertos del mundo, fue absolutamente abrumadora. El sudor de los 44ºC a las siete de la tarde se mezclaba con el caos de la ciudad, las mil motos circulando, los cláxones sin parar de sonar y un sinfín de puestos callejeros de comida improvisados en cualquier parte de la calle. En Hanoi los olores van cambiando a cada paso que das y la imagen de la ciudad varía según la hora que sea: nada más despertarse copan las aceras los vendedores de carnes, pescados y frutas y los primeros puestos de noodles y sopas para desayunar, algo que va dando paso poco a poco a las barbacoas improvisadas, los puestos de bocadillos y muchas más ollas de caldo y noodles además de algunos fritos que también existen. Así que vamos a hacer un repaso sobre qué y donde comer en Hanoi.

IMG_20150707_062947264

Pho Bo

La comida en Hanoi es barata, muy barata, y el hilo conductor es sin duda que en cualquier parte está rica – siempre hay sitios en los que se come mejor, pero por regla general todo está bueno – aunque hay ciertos platos que pueden ser difíciles para los paladares europeos. El plato estrella de la capital del norte es el Phó, un plato sencillo a base de caldo, tallarines de arroz, carne (de ternera (phó bộ) o pollo (phó ga)), algún picante y algunas hierbas aromáticas que deberás degustar en los puestos donde haya más gente, esa es la mejor señal para saber si estará bueno. Lo encontrarás en todo Vietnam pero Hanoi es el centro neurálgico de este plato, no debes irte de ahí sin probarlo, de sus variantes os recomiendo la que va con carne cruda que se hace en el mismo caldo que te sirven en el acto, queda mucho más jugosa. Sin duda alguna, acude al 47A de Bat Dan.

IMG_20150708_194350

Bun Cha

 

Si me llevo algún plato grabado en la memoria es el Bun Cha (noodles con cerdo) de Dac Kim en Hanoi, un lugar de lo más cutre, con varias plantas, pero que sirven este platillo únicamente y es una delicia. Se pide el combo, que viene con unos rollitos fritos también y llega a la mesa un bol con sopa, otro con tallarines de arroz y diversas hierbas (shisho, albahaca, hierbabuena, cilantro, lechuga…) y otro con unas albondiguillas de cerdo, un poco de panceta a la barbacoa y un poquito de ese caldo. Cada uno se lo comerá como más le guste, añadiendo noodles a las carnes, hierbas, más sopa…etc. Y, mientras tanto, mojas los rollitos en la vinagreta (nuoc nam) que se hace a partir de  salsa de pescado que también te llevan a la mesa y que le puedes añadir un chorrito a la sopa.

IMG_20150709_130904

Cha Ca

 

No te vayas tampoco de Hanoi sin probar el Cha Ca, una cazuela de pescado aderezado con especias (mucha cúrcuma) realmente delicioso. A un lado traen hierbas con mucho eneldo que incorporan al salteado caliente que se va haciendo poco a poco en la mesa, noodles, chiles y vinagreta para que cada uno se forme un bol a su gusto.  Increíble la textura del pez siendo similar a una ventresca de pescado blanco. Sin lugar a duda, debes acudir a Cha Ca Thang Long para degustarlo.

IMG_20150709_065436654

Banh Cuon

 

Si te has quedado con hambre después de desayunar tu Pho, otra cosa típica que se come por las mañanas en Hanoi es el Banh Cuon, una masa de arroz que se forma como un canelón y se rellena de carne y setas. Es una preparación muy delicada que acompañan con su vinagreta a base de salsa de pescado, zumo de lima y chiles (nuoc nam); los encontrarás en casi cualquier puesto de la calle pero te recomiendo que te acerques a la esquina de Hang Non con Hang Dieu para comerlos.

IMG_20150703_151915241

Banh Xeo

 

Los rollitos, tanto fritos (Gỏi cuốn) como fríos, están plenamente extendidos por toda la geografía de Vietnam y son una de las recetas que mejor conoce y más espera el turista. Los encontraréis en prácticamente todos los restaurantes vietnamitas un poco “más elegantes” a los que vayáis y os recomiendo que probéis los tradicionales fríos de gambas o los de cerdo o verduras fritos, ambos para mojar en vinagreta, deliciosos como aperitivo. Uno de los restaurantes más recomendables para hacer una incursión a la gastronomía vietnamita en un lugar acogedor, limpio y bien de precio es Quan An Ngon con una amplísima carta de recetas típicamente callejeras que no fallarán, no os perdáis el banh xeo, una tortilla típica del centro del país que aquí preparan muy bien.

IMG_20150704_001947

Para nosotros, un lugar secreto, fue Mon Hue, un pequeño restaurante ubicado en la calle Ly Quoc Su en el que nos refugiamos de la ola de calor que sufrimos en el viaje ya que aunque era muy cutre tenía aire a condicionado. Volvimos dos veces a este tesoro de precios irrisorios y buena comida, fundamentalmente del centro del país, sí, sus sueños son de Hue. Rápidamente nos enamoramos de su ensalada de Pomelo, ¡maravillosa! Probadla si la encontráis, en cualquier sitio, porque su pomelo no es nada amargo como el nuestro y la combinación que hacen con él es fantástica.

IMG_20150702_185739157

Para terminar el día, no hay cosa mejor que sentarse en uno de sus diminutos taburetes y dejarse llevar por las jarras de cerveza, Bia Hoi, que sirven a 20cts y observar, como hacen ellos, cómo el caos de la ciudad se apaga paulatinamente hasta la mañana siguiente.

IMG_20150707_055240755

 

¡EXTRA! Algunas recomendaciones generales para viajar a Vietnam: 

-No te fíes del agua, en la calle se compran botellas de 1,5l por 10.000dongs (50cts) y merece la pena ir cargando con ellas. Cuidado también con el hielo, consúmelo sólo en sitios fiables.

-No te fíes de las recomendaciones de la Lonely Planet, o te encontrarás en el mismo restaurante sólo con otras personas que lleven la guía en la mano. Hanoi se vive en la calle, atrévete.

-Da igual cuánto inglés sepas porque la mayoría de ellos no tienen ni idea así que lleva tu hotel apuntado en algún sitio en vietnamita por si las moscas.

-No te fies de ellos: yo esperaba un pueblo mucho más encantador pero no me lo pareció en absoluto. Para ellos los turistas sólo somos billetes de dinero y si pueden intentarán estafarte. Antes de pagar nada comprueba precios, ve a cinco sitios diferentes, consulta en internet…etc.

-Aunque parezca que las distancias no son tan largas, los medios de transporte tardan siglos (80km en coche nos costó 3 horas conduciendo, por ejemplo) así que si tienes largas distancias que recorrer te recomiendo el avión. Cuenta con que hay autobuses litera que están bastante bien y siempre, siempre, elige el ticket de tren más caro, no quieres saber cómo es el barato (en muchas ocasiones de cuatro rangos sólo venden los dos mejores a los turistas).

-Si tienes que hacer la colada, hay un sinfín de puestos por la calle que te hacen 1kg/1$ aproximadamente, la mayoría son muy fiables.

-Regatea todo lo que puedas, incluso rebaja más de la mitad del precio que ellos te dicen.

-Vive la calle, aunque los taxis son baratos merece la pena caminar, mezclarte entre su gente, recorrer sus calles….

 

 

 

1 comentario sobre: “Comer en Vietnam (I): Hanoi”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*