Huevos Benedict Perfectos

Huevos Benedict

Como buena fan del huevo que soy no podía no unirme al absurdo homenaje que se celebra hoy viernes alrededor de este alimento. Sí, no lo voy a negar, me parece una chorrada suprema eso de que haya ciertas cosas/alimentos que tengan su “día mundial” porque no lo entiendo, ¿acaso ellos también soplan las velas? Pero, ay, es que está tan rico… Es de esos elementos que nunca pueden faltar en una casa. Porque sí, ¿verdad?, todos tenéis algún huevo en la nevera, aunque esté caducado, no vaya a ser que tengáis que hacer unos huevos benedict de emergencia en alguna ocasión…

“Me encantan los huevos en todas sus preparaciones: poché, tortilla, fritos… y dentro de esas recetas, los huevos benedict son de mis favoritos”

Recuerdo ya unas cuantas Navidades celebrando las fiestas con huevos fritos con patatas, con bien de puntillita, y comidos con un trozo de pan en cada mano sin ni siquiera la ayuda de un tenedor. A veces con un pimiento frito al lado, otras con un poco de pisto, en ocasiones también con una bechamel de jamón (los famosos huevos al colchón de casa de mi abuela), pero sea como sea siempre han estado presentes en mi dieta y en mi oración. ¡Y son tan baratos!

Huevo Poché

Aunque después de todo lo dicho, he de admitir que los reyes indiscutibles son sólo unos, esos que de vez en cuando nos entra antojo de devorar y nos ponemos manos a la masa en casa para conseguir una salsa holandesa perfecta y cremosa que no se nos corte junto con una cocción del huevo perfecta, son los huevos benedict. Sí, los conocéis todos y lo sabéis, los huevos benedict son esa maravilla que hace feliz a cualquier persona cuando los come, especialmente a la hora del brunch aunque también sirven para almorzar o merendar. El secreto para hacerlos perfectos sólo reside en una correcta cocción del huevo y en bordar la salsa holandesa que, siento comunicaros, no es muy facilona ella y requiere bastante cura, mimo e inmediatez en su preparación. Vamos, que si no se hace al momento, se corta.

En la foto de arriba os he puesto cómo envuelvo yo los huevos antes de cocerlos para que me queden con una forma en flor bonita aunque os tengo que confesar que cuando opto por la versión benedict los tiro directamente al agua hirviendo con un poco de vinagre pues me gustan menos perfectos y con una clara un poco más suelta que no se consigue si se envuelven. Y sí, me los hago de muchas más maneras cuando los tiro al agua así, los escurro bien y los planto en todas partes como por ejemplo sobre un puré de patata coronado por un guiso de setas de temporada, ahora que llega el otoño y que van a empezar a aparecer. Nada mal si -milagrosamente- no te apetecen los huevos benedict, ¿no?

¡Feliz día internacional del huevo… o no! 

huevo

Huevos Benedict
Author: 
Serves: 4
 
Ingredients
  • 4 huevos de granja
  • 125gr de mantequilla clarificada templada
  • 2 yemas de huevo de granja
  • 1 cucharadita de vinagre de vino blanco
  • 2 cucharaditas de agua fria
  • 5 gotas de zumo de limón
  • pimienta molida
  • sal
  • una pizca de cayena
Instructions
  1. Mezclar las yemas con el agua y el vinagre en un bol y colocar al baño maría sin parar de mover con unas varillas, con el fuego muy bajo, mientras que se van montando las yemas y va ganando una ligera temperatura que nunca tiene que superar los 65ºC.
  2. Cuando ya tengamos las yemas montadas y emulsionadas vamos añadiendo muy poco a poco, en forma de hilo, la mantequilla clarificada removiendo sin parar y volviendo al baño maría si vemos que baja la temperatura mucho.
  3. Terminamos poniendo a punto de sal y pimienta negra y si queremos la cayena. La conservamos siempre a temperatura templada porque sino se corta, tendremos que hacerla en el mismo momento que vayamos a servirla.
  4. Para cocer los huevos simplemente pondremos a hervir un cazo con mucho agua, sal y vinagre en cantidad generosa, una vez que rompa a hervir echamos el huevo y dejamos cocer a fuego medio durante 3-4 minutos. Escurrimos bien.
  5. Servimos el huevo sobre una tosta de pan, un poco de salmón ahumado o bacon a la plancha y lo regamos bien con mucha salsa holandesa

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: