Crema de Kale y Judías Verdes

La crema de verduras es de esas cosas híper socorridas que nos arreglan una cena o una comida de tupper a las mil maravillas aprovechando todos los restos que hay en la nevera. Es raro el día que decido qué ingrediente comprar porque vaya a hacer una crema sino que utilizo lo que veo que se me va a estropear, y por eso mismo surgió esta crema de kale y judías verdes. Me había hecho con un poco de Kale en el supermercado para hacer algún smoothie para el desayuno y así empezar el día multivitaminada pero como siempre voy deprisa y corriendo ya estaba empezando a ponerse un poco mustio en el frigorífico.

“El kale es un símil a la col rizada y está considerado como un súper alimento gracias a todas sus propiedades. Esta crema de kale y judías verdes, bien calentita, puede ser el sustento del invierno.”

A ver, seamos sinceros, ahora el kale está de moda y todo buen healthy eater lo tiene incluido en su dieta como el padre nuestro de cada día. Vamos, que el kale no es más que una variante de nuestra col rizada de toda la vida que se ha dejado de lado dándola como pasto al ganado en muchas ocasiones. Lo cierto es que es difícil de preparar y no es nada generosa por lo que hay que utilizarla con mesura para que su resultado quede rico, pero bien combinado con otros ingredientes aporta un sabor y un color muy bueno además de todos sus nutrientes.

Crema de Kale y Judías Verdes

Para mí, el truco de una buena crema es un pochado base de puerro y cebolla, cocer las verduras en su punto sin pasarlas mucho después y triturar mucho mucho mucho para que emulsione bien con un chorrete de aceite de oliva y un poquito de nata o leche. Para terminar, en esta ocasión le he puesto unos chips de ajo y pimientos secos que tenía por casa junto con unas tostaditas de pan pero cada uno aquí le tiene que dar el toque que le apetezca.  Así que no me enrrollo más y vamos con la receta, que podréis hacer con cualquier verdura que tengáis a mano, ¡cero desperdicios!

Crema de Kale y Judías Verdes
Author: 
Serves: 6
 
Ingredients
  • 2 puerros
  • 1 cebolla
  • 400gr de judías verdes peladas y cortadas
  • 6 hojas grandecitas de kale
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • 100ml de nata o leche (opcional, no veganos)
  • Nuez moscada
  • Chips de ajo y de pimiento rojo o guindilla
  • Tostadas de pan
Instructions
  1. Empezar pelando, limpiando y troceando los puerros y la cebollaAñadir un chorrito de aceite de oliva en una cazuela y saltear un poquito las hortalizas troceadas, a fuego lento, para que se vayan pochando sin dorarse, hasta que estén muy tiernas.
  2. Luego limpiamos y troceamos las judías verdes y las hojas de kale y los añadimos a la cazuela. Removemos todo bien y dejamos que se salteen unos 5 minutos más. En este momento, podemos salpimentar.
  3. Acto seguido agregamos una buena cantidad de agua, que cubra todas las verduras y dejamos que se cocinen unos 10-15 minutos hasta que las judías estén bien tiernas.
  4. Escurrimos las verduras, pero reservamos un vaso del caldo resultante para añadir la cantidad que creamos necesaria más adelante.
  5. Pasamos las verduras por la batidora, añadimos entonces la nata y un poco del caldo que teníamos reservado hasta obtener la textura que más nos guste y dejamos triturar por lo menos 10 minutos para que emulsione bien y se quede muy muy fina.
  6. Salpimentamos al gusto y le añadimos un poco de nuez moscada. Dejamos cinco minutos más triturando.
  7. Servimos bien caliente con unas tostaditas de pan, los chips de ajo y de guindilla y un chorro de aceite de oliva.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: