Leche Frita

Es un postre nacional, casi viejuno, muy de abuela y a ratos relegado en las últimas páginas de los recetarios. Como que ya no se estila, ¿no? Pero qué alegría da cuando lo encontramos en la carta de algunos restaurantes y está hecho al momento… porque la leche frita, para ser deliciosa, tiene que consistir en una buena crema de leche rebozada y frita justo cuando va a ser consumida. Al final, es una bechamel aromatizada, bien suave, que conseguimos que cuaje por la acción de la temperatura, la cortamos en cuadrados y luego freímos para comerla templada y que así con el calor reciente por dentro se ablande todavía más.

“La leche frita es un postre clásico español que se ha ido perdiendo a lo largo del tiempo y que hoy reivindicamos aquí con una receta sencilla y perfecta”.

En esta ocasión he elaborado la Leche Frita con la ayuda de la KCook Multi de Kenwood ya que me permite no tener que estar pendiente de que la bechamel se pegue, se haga grumos o se quede demasiado espesa al programarlo y dejar encargada a la máquina de todo. ¿Mi truco? Conseguir un buen equilibrio en la cantidad de ingredientes para que la crema se quede compacta sólo lo necesario para poder freírla; además, por supuesto, de conseguir tener buen sabor gracias a la utilización de una leche fresca de buena calidad y buenos aromatizantes (canela, limón y un pelín de vainilla si se quiere).

Como veis en el vídeo, hacer leche frita con el robot es muy fácil pero si no lo tenéis no os preocupéis porque sólo necesitaréis unas varillas y un cazo y un poquito de paciencia y lo conseguiréis de la misma manera. Tengo amigos que se niegan a hacer bechamel o salsas espesadas con harina: no, por favor, NO. ¡Son una opción maravillosa! Probad y veréis, luego vienen las croquetas, el pollo villeroy, la salsa española… rico, rico, rico.

Leche Frita
Serves: 6
 
Ingredients
  • 80g de mantequilla
  • 80g de harina
  • 680ml de leche entera
  • 100g de azúcar
  • Una pizca de canela molida y la Piel rallada de 1⁄2 limón
  • Por otro lado:
  • 200g de harina
  • 2 huevos
  • 500ml de aceite de girasol
  • Azúcar
  • Canela molida
Instructions
  1. Si tenemos la KCook Multi de Kenwood, antes de empezar: selecciona la función Salsas y después busca el programa bechamel y coloca el accesorio pala de remover.
  2. Introduce la mantequilla en el recipiente, coloca la tapa sobre el recipiente y presiona el botón START. Cuando ese paso haya terminado introduce lis 80gr de harina de en el recipiente, coloca la tapa sobre el recipiente y presiona el botón START. Cuando vuelva a sonar introduce el azúcar y la leche y presiona START. Cuando acabe el programa, vierte en un bol rectangular y deja enfriar por completo en la nevera hasta el siguiente paso cubriéndolo con papel film.
  3. Si no tenemos la máquina tendremos que hacer una bechamel normal. Por un lado calentamos la leche con el azúcar y el limón a fuego bajo para que no se queme. Por otro lado derretimos a fuego bajo la mantequilla en un cazo y removemos con unas varillas, añadimos la harina y la cocinamos durante 3 minutos para que pierda el sabor a crudo y por último incorporamos la leche caliente con el azúcar. Ahora tendremos que remover bien con las varillas para que no se pegue y así conseguir que coja cuerpo. Durante aproximadamente 15 minutos.
  4. Pon una sartén con aceite a calentar. Cuando el bloque de leche frita esté frío, corta rectángulos y pásalos primero por harina, después por huevo y de nuevo por harina. Cuando el aceite esté caliente, fríe por las dos caras los rectángulos rebozados. Cuando estén dora- dos, sácalos sobre papel secante y espolvorea con una mezcla de azúcar y canela al gusto.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: