Post por: Clara P. Villalón

Tortilla dulce de Chocolate, empieza el día con energía

Aunque no lo era cuando iba al colegio, el desayuno es mi comida favorita del día. Me encanta sentarme en la mesa con calma, con la casa en silencio, el periódico y una taza de té verde humeante delante de mí. Apuesto por un desayuno fácil, rico y lleno de energía para afrontar el resto del día y por eso, me he lanzado a la piscina con una serie de

Continúa leyendo

Mamá, ¿Por qué mis croquetas son como balines?: 7 razones

Tras el éxito de: “Mamá, ¿Por qué mi tortilla de patata es una piedra?“ hoy vengo a la carga con las mismas cuestiones referidas a nuestras queridas croquetas, esas pobres recordadas de mala manera en la mayoría de los aperitivos de bares, tascas y restaurantes. Las he visto de todas las maneras posibles: desde unas riquísimas de compango en Casa Gerardo o las de rabo de vaca vieja en Suculent,

Continúa leyendo

Buñuelos líquidos de chocolate para Halloween

La semana pasada hablaba en esRadio sobre los buñuelos tradicionales, los de toda la vida. Pero los de viento, tan acertados en estas fechas en las que se acerca el día de todos los Santos. Defiendo bastante la fiesta nacional (buñuelos, huesos de santo…) pero no soy muy halloweenera, en casa nunca ha habido calabazas decoradas ni hemos jugado al trick or treat pero no por ello vamos a despreciar

Continúa leyendo

El cocido de la abuela LIGHT: retando al invierno

Os lo avisé. Y el que avisa no es traidor. El frío llega sin piedad, ¡bandido! Espero que estéis poniendo en práctica esos trucos bebibles que comenté el otro día, en días lluviosos como el de ayer se agradecen, y mucho. Pero no sólo los líquidos reconfortan esas jornadas en las que querríamos estar sólo entre la cama y el sofá, con una manta hasta las orejas y cualquier programa

Continúa leyendo

Fruit Attraction 2013 y Tiramisú de Pera para la ocasión

¿De dónde viene la expresión “cara de lechuga”? Suena  aburrido, ¿no? Los niños ponen ojos de “jopetas” cuando ven en sus platos las mismas espinacas a la plancha o el brócoli hervido. Y no sólo los niños. A cualquiera le saltarían lágrimas de cocodrilo después de ver un día tras otro la coliflor cocida o el persistente puré de zanahoria en el plato. Pero las cosas están cambiando, cada vez

Continúa leyendo