La tarta del 21 Cumpleaños

 

Un año más os relato la celebración del cumpleaños de la “peque” de la familia (aunque con 21, ya no es tan peque…), para mí el 4 de abril de 1993 no solo nació una prima, sino que nació una hermana, una confidente y amiga.

10323015_10152233877558229_1389249684_n

A pesar de la diferencia de edad (7 años que no se hacen pesados), compartimos cada vez más experiencias y amistades, y las celebraciones de nuestros respectivos cumpleaños no iban a ser una excepción.

El año pasado os presenté la tarta casera que hice para ella, una Sacher con cobertura de chocolate blanco totalmente casera. Este año (por falta de tiempo y pereza, lo reconozco), no he elaborado la tarta al 100%, sino que he comprado un bizcocho y lo he decorado a mi gusto, con un 21 hecho con corazones, cobertura de chocolate negro y las tan anglosajonas llaves.

Aquí los comunes mortales solemos ignorar ciertas tradiciones (yo misma descubrí lo de las llaves a los 21 a través d euna amiga medio inglesa…), por lo que es interesante saber algo más de ellas, ya que, aunque no sean nuestras tradiciones, el saber nunca ocupa lugar.

Tradicionalmente, el cumpleaños número 21 era una ocasión memorable, marcando la entrada de una persona en la edad adulta. Para reconocer este evento, las familias daban al nuevo adulto una llave simbólica de la casa. Hoy en día, 18 años es la mayoría de edad en la mayoría de los estados, con el consumo legal de alcohol siendo el único nuevo privilegio de los 21 años de edad; pero las llaves a menudo se siguen dando en un cumpleaños número 21.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*