Missing Formentera

Este verano me he quedado sin vacaciones debido a mi mudanza, aunque sí que me han puesto los dientes largos a base de presentaciones turística, en este caso una relacionada a mi adorada isla de Formentera.

descarga (2)

Un mar azul turquesa, bancos de arena blanca y el verde oscuro de las praderas de posidonia en el fondo marino son los colores con los que Formentera recibe al visitante. Precisamente la posidonia oceánica, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999, es la responsable de la pureza y claridad de sus aguas, que da lugar a una costa espectacular con referencias como Ses Illetes, recientemente galardonada como primera playa española, segunda europea y sexta a nivel mundial por los usuarios de TripAdvisor.

10151078_10152139053583229_1463903400_n

Playas acompañadas de un poblado fondo marino que, como ha comentado la Consejera de Turismo, Alejandra Ferrer, son “inmejorables para la práctica de todo tipo de deportes náuticos, desde el submarinismo hasta el kayaking de mar, pasando por el windsurf, el kitesurf y la navegación a vela”. Así, se pueden descubrir grutas y cuevas escondidas cerca de la isla a bordo de una piragua, o maravillarse con la variedad de flora y fauna subacuática. La singular forma de la isla, la temperatura y los vientos contribuyen a posibilitar la oferta de actividades durante todos los días del año.

Fuera del agua, bosques de sabinas, paisajes rurales, sistemas dunares con una flora autóctona, salinas y humedales, acantilados y largas playas de arena confieren a Formentera un atractivo especial para la práctica de actividades en la naturaleza, especialmente en primavera y otoño, cuando la explosión de color y luminosidad no dejan indiferente a ningún visitante. Para disfrutarlos existe una amplia red de circuitos verdes, que suman un total de 56 kilómetros y 12 rutas, perfectas para la práctica del senderismo, el nordic walking o la bicicleta, así como paseos a caballo. Un novedoso sistema de audioguías totalmente gratuito permitirá a quienes lo deseen ampliar el conocimiento acerca del entorno.

El sabor salvaje de sus playas, perfectamente conservadas, convive con zonas de infraestructuras y servicios exclusivos, ofreciendo así una diversidad capaz de satisfacer a todos los viajeros. Desde las conocidas Ses Illetes o Llevant, a Migjorn, pasando por rincones cautivadores, como Calo des Mort o Cala Saona, la costa de Formentera alberga numerosos rincones para disfrutar del cálido sol y las transparentes aguas.

Durante la presentación, la Consejera se ha referido también a otra de las riquezas formenterenses: la particular forma de vida y las costumbres locales, “ese slow life y slow food tan de moda ahora, en Formentera es la forma de vida tradicional”. Entre esas costumbres se cuentan el ball pagés y el cant pagés, así como una gastronomía sencilla y sabrosa, elaborada con productos autóctonos como el pescado (donde la estrella es el pescado seco o peix sec), la sal líquida, la miel, el queso fresco, el biscuit de pan y el vino, y recetas tradicionales y actualizadas entre las que destacan también postres y repostería.

La isla es, además, sede de importantes eventos y competiciones deportivas a nivel nacional e internacional. Así, solo en 2014 se celebrará un total de 53 eventos de todo tipo, entre los que se cuentan la VI Media Maratón Isla de Formentera, Formentera to Run, la Semana de Fotografía Submarina o Formentera Film Festival, pero también jornadas gastronómicas, fiestas populares, regatas y circuitos BTT, entre otros.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*