Reflexiones culinarias sobre… Los huertos urbanos

 

Hace años que hablo en diferentes publicaciones de la creciente moda de los huertos urbanos.

 

Hace unos meses que no hago más que leer artículos en todo tipo de diarios , suplementos, dominicales y webs, reflexiones muy parecidas a las que hace tanto que he publicado… ¿casualidad? ¿homenaje? he llegado a la conclusión de que creo tendencia…

El retorno a la alimentación con conciencia es una moda que, por suerte, ha vuelto para quedarse. No solo a través del concepto de slow food sino a través de iniciativas que nos relacionan con la terra que produce nuestros alimentos.

Hace unos años que establecimientos pioneros integraron a sus filosofias el hecho de dar a conocer de donde provienen sus productos, en especial sus vegetales, que en ocasiones se pueden cultivar en el mismo recinto del establecimiento.

images (3)

El mejor ejemplo para hablar de la idea de huerto urbano es el restaurante Rosemary’s en Nueva York que fue pionero en el hecho de tener un huerto abierto a sus clientes su rooftop, para demostrar que sus verduras no podían ser más Km 0, esta idea fabulosa ha llegado a nuestro país y la podemos apreciar en hoteles como el Destino en Ibiza, donde cultivan sus propias hortalizas.

Subir a la azotea de un restaurante o pasear por su huerto para descubrir que ellos mismos producen lo que has comido (o simulan hacerlo, poco importa, el concepto es demasiado chic para fijarse en estas minucias) es algo encantador, hace que nos olvidemos de la polución, del tráfico y de lo artificial que predomina en la vida moderna.

A nivel amateur, muchas personas han adherido a esta moda de tener un huerto urbano en casa, ya sea en pequeños jardines, patios interiores o terrazas, este hobby no solo es saludable y constructivo, sino tambien enriquecedor porque nos acerca literalmente a la tierra y a los alimentos.

Por esta razon han aparecido establecimientos que nos facilitan todo el material para establecer un huerto urbano por muy pequeña que sea nuestra vivienda: mesas de cultivo, tiestos, jardineras, humus, tratamientos, semillas y utensilios varios, todo lo necesario para convertirnos en granjeros improvisados. Por ejemplo “El Meu Hortet Urbà” (mi huertecito urbano en catalán) en Barcelona proporciona todo lo necesario para poder habilitar un auténtico huerto en nuestras casas, además ofrecen asesoramiento, material, instalación y servicio a domicilio, y para los menos habilidosos en las artes de la jardinería, cursos y talleres de huerto urbano.

Otro aspecto muy interesante respecto a esta tendencia es que se ha incorporado la organización de eventos infantiles, en los que los niños no solo se lo pasan bien cultivando y recogiendo, sino adquieren los valores que les hacen apreciar un alimento que nace, crece y se recoge de manera natural. De esta manera verán que los tomates no crecen en los supermercados, sino que podrán apreciar que el pan con tomate de su bocadillo viene de la tierra y del esfuerzo de quien la trabaja.

1 comentario sobre: “Reflexiones culinarias sobre… Los huertos urbanos”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*