El Superpollo

Soy cocinitas, pero a veces también muy vaga… todavía no finiquitaremos el tema del rico pollo, hoy os quería presentar mi establecimiento favoritos para comprar pollo asado, o “a l’ast” como decimos en Catalunya.
2015-09-02 15.44.34_resized_1
Se trata del Superpollo ( se encuentra en Sitges y Vilanova i la Geltrú), es un “fast food” casero y familiar. Buen producto y un reciente cambio de imágen corporativa son los rasgos característicos de este templo del pollo con muchos años de historia (acaban de celebrar sus bodas de oro… ya 50 añitos, incluso han recibido un premio del Ayuntamiento de Sitges por su trayectoria).

En su momento, fue un proyecto pionero en el concepto de fast food, por lo que sorprendió a los lugareños que no entendían por qué había que comprar comida ya preparada fuera de casa. Durante los primeros años su público se conformaba especialmente por turistas. Hoy, a cualquier hora del día, la cola de sitgetanos que vuelven a casa con un superpollo siempre bloquea el acceso a la calle.

Cabe destacar que, a diferencia de otros establecimientos que venden pollo asado, se puede pedir en cuartos (2.25€… casi más barato que comprar el pollo crudo y sin el engorro de enauciar la cocina), por lo que si vives solo, no tienes que llevarte un pollo entero de manera obligatoria, o, si en casa solo gusta muslo o pechuga, se pueden pedir las piezas al gusto para evitar altercados familiares.
2015-09-03 09.56.20_resized
Su oferta gastronómica también ofrece acompañamientos como patatas fritas, croquetas, ensaladas, nuggets; pero también alternativas al pollo como gazpacho o canelones.

Mucho antes de ser una adicta al Superpollo, era ya un establecimiento que me daba alegría, ya que una de mis más queridas amigas, Emma, me  contó una anécdota de su adolescencia, ya que una tarde, su padre le propuso acompañarle “al pueblo”, Sitges, por lo que ella se arreglo de punta en blanco. Al verla, su padre se extrañó, y solo le pudo decir: ” nena, pero si solo vamos a por el pollo”.
2015-09-02 10.04.52_resized_2
Puede que contado así, no le veáis la gracia, pero os aseguro que contado por ellos, la tiene.

En fín, si pasáis por Sitges o Vilanova y os apetece comer a precio asequible un bien pollo, avalado por años de experiencia podéis pasar por los renovadoa locales en las calles San José 8 y Rambla Principal 95, respectivamente. Yo, de momento me lo llevo a casita, lo acompaño con una ensaladita con champiñones frescos y aliñada con salsa Romesco.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*