Con la comida SÍ se juega  

Acaban de empezar los coles y los niños ya ni recuerdan sus ansiadas vacaciones. Ahora les toca una prqueña tregua a padres y abuelos, que deberán seguir haciendo hueco en sus agendas para compaginar familia y trabajo mediante, muy a menudo, nannys.

 girl-bacon.jpg
La educación nutricional es un aspecto a tener en cuanta en estas fechas en las que abundan los snacks y los helados y cuando a veces, se malcría al niño de la casa para que esté tranquilo. Como en todos los campos, la formación pasa por el ejemplo y por que los menores sepan quien manda en el comedor, ya sea en casa como fuera de ella.
Actualmente abundan los cursos e incluso los campamentos de verano relacionados con la formación culinaria, desde clases para padres e hijos hasta el campamento de Masterchef, por ejemplo. De esta manera, igual que yo iba un mes a un campamento de inglés o hípica, ahora los peques van a a prender un oficio tan duro como el de la cocina.
 croppedimage314314-nonnapapera5concalma
En alguna ocasión he mencionado que he nacido y me he criado en un ambiente ligado a la hostelería, por lo que la gastronomía corre por mis venas, pero también es verdad que, sin necesidad de cursos oficiales, hacer un pastel con tus hijos no solo ayuda a unir el nucleo familiar sino les da una visión diferente de lo que comen, de como se alimentan y del valor que tiene cada producto.
De hecho todavía conservo mi primer libro de cocina “Il Manuale di Nonna Papera” (del que incluso os he ofrecido alguna receta), en el que la yaya de los tres traviesos sobrinos del Pato Donald enseña recetas tradicionales, sencillas y lúdicas a los más pequeños. Esta es una de las joyas de mi amplia biblioteca culinaria.
 lisa_vegetarianlisa_vegetarian
Por suerte la tendencia social es positiva en este sentido, tanto que, incluso las campañas publicitarias de alimentos sanos ayudan a los padres a “venderles” a sus retoños una crema de espinacas como si fuera jugo de dinosaurio. La verdad es que por tradición hay alimentos que no le gustan a los niños, que están reñidos con el color verde y el pescado, pero, repito que la educación y el ejemplo por parte de los mayores es la única manera de hacer que entiendan que alimentarse bien es positivo para el cuerpo, el alma y su propio futuro.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*