Crumble de verduras y espelta

Hoy nos depedimos por todo lo alto de esta serie de recetas a base de verduras y con opciones vegetarianas y veganas.
2015-09-16 12.27.41
Ya toca empezar a disfrutar de mis productos de temporada favoritos, los de otoño. Ya os lo adelanté hace unos días, y ahora a pocos días del inicio del otoño ya toca disfrutar de lo que la tierra nos ofrece.

Los crumble salados son una maravillosa opción para sorprender a invitados con cocottes individuales sabrosas y divertidas.

El crumble se asocia al dulce, pero sus versiones saladas son muy versátiles, se puede elaborar con cualquier vegetal y además se pueden dejar preeparadas con antelación para hornear en el último momento, esto es ideal para cenas numerosas en las que el anfitrión no tenga todo el tiempo necesario para deslumbrar a sus familias y amistades.

El pan de espelta le da un toque integral y moderno, además de sano y sabroso.

Entre las verduras y su cobertura, he añadido alguna cucharada de un producto italiano: una crema de alcachofas trufada ( en este caso de la marca Guasco y comprada en el mercado de Florencia). No es un ingrediente imprescindible, pero le da un toque interesante ( se puede sustituir por una mermelada vegetal o incluso por compota de manzana).

1 calabacín
4 champiñones
1 cebolleta
1 patata
1 vasito de caldo vegetal
1 rebanada de pan alemán de espelta
50 gr. De Mantequilla
Parmesano rallado
Azúcar
Crema de alcachofas trufada
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta

Picamos finamente la cebolleta y doramos junto con la patata en dados pequeñitos hasta que doren. Cortamos los vegetales en brunoise y añadimos al sofrito, salpimentamos añadiendo una cucharadita de azúcar para que caramelice ligeramente. Mojamos con el caldo de verduras y dejamos que reduzca. Las verduras deberán quedar al dente.

Dejamos que se ablande la mantequilla a temperatura ambiente, picamos el pan y lo mezclamos con el parmesano rallado, la mantequilla , sal, pimienta y una cucharada de azúcar.

Depositamos las verduras en una cocotte y cubrimos con una capa de crema de alcachofas trufada, cubrimos con el preparado de pan y gratinamos a 200 grados durante 5 minutos.

No recomiendo opción vegana ya que la mantequilla y el queso me parecen imprescindibles para esta receta.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*