Bol tailandés con quinoa

Dicen que la dieta de alimentos crudos es el secreto de la eterna juventud. Y con recetas como ésta, hasta casi me lo pensaría, pero en verano, cuando hace calor. En invierno me cambio a mi dieta de sopas y cosas calientes. Porque si de por sí, tengo siempre frio, no quiero ni pensar como estaría nada más que comiendo verduras y frutas.

Esta receta es muy fácil. Tienes que cocinar la quinoa y mezclarla con el resto de ingredientes. Ingredientes muy asiáticos, que hacen que el resultado dé la sensación de estar de vacaciones muy muy lejos. Si la dieta cruda no es lo tuyo. No te preocupes, le puedes dar unas vueltas en una sartén o en un wok y no pasa nada. Perderás un par de vitaminas por el camino, pero ey! sigue siendo muy sano.

receta de bol tailandes

Ingredientes para 2 personas:

200g de quinoa (blanco o de colores)

200g de broccoli, muy picado (diminuto)

1 cebolla roja, muy picada

1 zanahoria, pelada y rallada

Un manojo de cilantro, picado

2 cebolletas, picadas

4 cucharadas de cacahuetes, pelados

 

Para la salsa:

2 limas, ralladura y zumo

2 cucharadas de salsa de soja

2 cucharadas de aceite de sésamo

2 cucharadas de vinagre de arroz

1 cucharada de miel

1 cucharada de semillas de sésamo

Unos 3 cm de raíz de jengibre, muy picada

 

Cocer la quínoa siguiendo las direcciones del envase. Una vez cocida, poner en un colador debajo del chorro de agua fría, escurrir y reservar.

Mezclar todos los ingredientes de la salsa en un tarro de los de mermelada, cerrar, agitar y reservar.

Poner todos los ingredientes en un bol, añadir la salsa y mezclar

*Opciones: Se puede comer crudo perfectamente como si fuese una ensalada (muchas más vitaminas para el cuerpo) o dar un par de vueltas en una sartén o wok hasta que esté caliente.

 

tailandés bol

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*