Pasta con pesto de judías blancas

¡Me encanta la pasta! Pero pasa una cosa. Yo no digo que no sea sana, todo lo contrario. Pero si me pongo una ración ligerita, tengo hambre antes de lo que debería. Así que normalmente me pongo una ración no tan ligerita y claro lo que era un plato sano ya no lo es. ¡Solución! Comer pasta con algo que me llene más, con proteína. Carne sería una buena solución, pero normalmente busco otras opciones. Algo que sea más sano y más ecológico. ¿Judías blancas? ¿Y porque no? Pero pasta y judías blancas no me llama mucho la atención. Así que cuando vi esta receta me pareció genial. Las judías se pasan por la batidora con piñones, albahaca, espinacas y aceite de oliva. Es como si fuera el pesto de toda la vida, pero sin tanto aceite y sin tanto queso parmesano. Así que ya tenemos 4 ventajas con esta receta. Que la pasta esta buenísima. Que lleva proteína vegetal. Que esta igual de rica que la pasta con pesto, pero engorda menos. Y que lleva espinacas, y todo lo verde ya sabemos lo sano que es. ¡Yo me apunto!

Pasta pesto judias blancas

Ingredientes para 4 personas:

 

Para la pasta:

500g de pasta

50g de espinacas, en juliana

200g de guisantes

 

Para el pesto:

225g de judías blancas, cocidas

50g de piñones

50g de espinacas

20g de albahaca

60ml de aceite de oliva

Zumo de ½ limón

1 ajo

 

Cocer la pasta con un poquito de sal, siguiendo las instrucciones del envase.

Poner en el vaso de la batidora las judías blancas, piñones, espinacas, albahaca, aceite de oliva, limón, ajo y un poquito de sal. Batir hasta que esté todo mezclado y tengas una mezcla homogénea.

Cuando la pasta este cocida, escurrir y volver a poner en la cacerola donde la has cocido.

Añadir el pesto a la cacerola donde está la pasta y mezclar. A continuación, añadir las espinacas en juliana, los guisantes y remover un poquito.

Servir con unas hojitas de albahaca y pimienta al gusto.

Pasta con pesto de judias blancas

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*