Espectaculares pero facilísimos rollitos de calabacín

No te dejes engañar por la foto, que a mí me parece que ha quedado muy bonita. Este aperitivo, canapé, antipasti o como lo quieras llamar, es muchísimo más fácil de hacer de lo que parece y vas a impresionar a toda tu familia y amigos. Y además está muy rico.

rollito de calabacín

Ingredientes para 20 rollitos:

2 calabacines pequeños, con las puntas cortadas.
125g de queso ricotta
1 cucharadita de zumo de limón
Hojas de albahaca, picada
25g de piñones, tostados
Vinagre balsámico de Módena

tiras de calabacínBandeja de tiras de calabacín

CALABACINES: Cortar los calabacines a lo largo usando un pelador de patatas, unas 20 tiras. Las primeras tiras no valen porque tienen demasiada piel verde y las últimas tampoco valen porque tienen las semillas. Así que sacaras unas 5 tiras buenas por un lado del calabacín y otras 5 por el otro. Pon las tiras en una bandeja y cúbrelas con un poquito de aceite de oliva, sal y pimienta. Si la bandeja es pequeña, pon la mitad de las tiras con un poquito de aceite, sal y pimienta. Y pon encima la otra mitad con otro poquito de aceite, sal y pimienta. Meter en la nevera y dejar reposar unos 30min.

RELLENO: Mezclar en un bol el queso ricota con el zumo de limón, la albahaca, los piñones, un poquito de sal y pimienta.

ROLLITOS: Hacer un rollito con cada tira del calabacín. El aceite hace de pegamento y el rollito se mantiene perfectamente derecho sin caerse. Con una cuchara pequeña, rellena cada rollito con la mezcla de ricotta. Según vayas haciendo los rollitos los pones en el plato de servir. Cuando los tengas todos, poner por encima un poquito de aceite y un poquito de vinagre balsámico en cada uno.
Los rollitos se pueden guardar en la nevera hasta que sea la hora de servirlos, pero añade el aceite y vinagre balsámico del final, justo antes de servirlos.

rollitos de calabacín

calabacín en rollitos

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*