salmón con gremolata

 

La simplicidad de esta receta es lo que más me gusta. Hay veces que la comida no tiene que ser complicada para que esté buena, y esta es una de esas ocasiones. Un salmón crujiente con sabor a pesto y limón acompañado de unos tomatitos cherry asados con vinagre balsámico. Tiempo de preparación, mínimo y numero de cacharros para lavar (muy importante!) también mínimo.

bandeja de salmón con gremolata

Ingredientes para 4 personas:
4 lomos de salmón (150g cada uno)
4 cucharadas de pan rallado
4 cucharadas de salsa pesto (del supermercado vale)
4 cucharadas de queso parmesano rallado
Ralladura de ½ limón
300g de tomates cherry, en rama
2 cucharadas de Vinagre balsámico de Módena
Hojas de albahaca

Precalentar el horno a 200C

Preparar 3 cuencos pequeños:

Cuenco A: 3 cucharadas de pan rallado + 4 cucharadas de salsa pesto

Cuenco B: 1 cucharada de pan rallado + 2 cucharadas de queso parmesano + ralladura de ½ limón

Cuenco C: 2 cucharadas de queso parmesano

Poner los tomates en una bandeja de horno y añadir un chorrito de aceite de oliva, 2 cucharadas de vinagre balsámico de Módena, un poquito de sal y pimienta. Mézclalo todo con las manos para que los tomates queden cubiertos de aceite.

Poner los lomos de salmón en la bandeja de horno junto a los tomates y encima de cada lomo de salmón poner una  porción de la mezcla del cuenco A seguido de una porción de la mezcla del cuenco B y para terminar, una porción del cuenco C.

Meter la bandeja en el horno unos 10-15min, dependiendo del grosor de los lomos de salmón, o hasta que esté crujiente por encima, el salmón este hecho por dentro y los tomates hayan explotado.

Servir con unas hojas de albahaca

bandeja de salmón con gremolata al horno

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*