Tagliatelle con pesto de maíz tostado

Este no es el pesto tradicional de albahaca. En su lugar lleva maíz, mucho maíz. Yo uso maíz congelado porque es lo que tengo normalmente en casa. Aunque imagino que con el maíz fresco de una mazorca estará mucho más rico. El maíz se tuesta un poquito y se hace un pesto con los piñones, el queso parmesano y el aceite. Es parecido a la pasta carbonara pero mucho más sano porque no lleva nata. Si tienes un procesador, una batidora o la thermomix, es muy fácil y no se tarda mucho en hacer.

Tagliatelle con pesto maiz tostado

Ingredientes para 4 personas:
570g de maíz, congelado
Un pellizco de guindilla de cayena, molida
60g de queso parmesano, rallado
80g de piñones
80ml de aceite de oliva
500g de tagliatelle
Un puñado de hojas de albahaca fresca, troceadas

Preparación:

PIñONES: Tostar los piñones en una sartén a fuego medio sin aceite, moviéndolos continuamente y sin perder de vista porque se queman enseguida. Una vez tostados transferir a un bol y reservar.

MAIZ: Calentar un poquito de  aceite de oliva en la misma sartén y tostar el maíz con un poquito de sal y pimienta, y un pellizo de guindilla de cayena, moviendo constantemente hasta que el maíz este tostado pero sin quemarse, unos 10min.

Transferir la ¼ parte del maíz a un bol y reservar para luego más tarde.

PESTO: Poner el resto del maíz tostado (3/4 partes) en un procesador, batidora o thermomix. Añadir el queso parmesano, todos los piñones (menos 2 cucharadas) y los 80ml de aceite. Pulsar hasta obtener una pasta cremosa, pero no un puré.

PASTA: Cocer la pasta en una cacerola con agua hirviendo y un poquito de sal siguiendo las instrucciones del envase. Poner a escurrir en un colador, pero reservar unos 250 ml del agua de cocción en un bol.

Volver a poner la pasta en la cacerola y añadir el pesto de maíz preparado anteriormente.

SALSA: Con un cazo, añadir poquito a poquito el agua de cocción hasta que la salsa tenga la consistencia que te guste –  espesa o clara.

SERVIR: Servir con el maíz y los piñones reservados anteriormente, y las hojas de albahaca por encima. Y más queso parmesano si quieres.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*