Albóndigas con huevo

 

Hola! Hoy te quiero proponer una receta que es un clásico en la cocina mexicana, la única variante que yo le hice es en lugar de usar salsa roja usé salsa verde, esto fue porque no tenía los ingredientes para preparar la salsa roja pero eso es lo bonito de la cocina, el poder innovar o cambiar un poco las recetas y adaptarnos a lo que tenemos en casa.

Las albóndigas rellenas de huevo las encuentras en muchos restaurantes de cocina mexicana, son deliciosas y son un plato muy completo y energético.

Ingredientes necesarios:

500 gramos de carne molida de res o bien puedes mezclar con carne de cerdo y de res o la carne molida que acostumbres comprar

 10 galletas saladas molidas o dos rebanadas de pan de molde desbaratado con tus manos

 1/2 taza de cilantro picado no tan fino

sal y pimienta

 leche cantidad necesaria

 5 huevos cocidos y pelados

 Salsa :

 500 gramos de tomates verdes

4 chiles serranos

2 tazas de agua

 2 ramitas de cilantro

 1/4 de cebolla

1 diente de ajo

sal

Manera de prepararse: 

 Los ingredientes de la salsa los pones a cocer con la cantidad de agua mencionada, ya que estén los tomates suaves, vas a licuar todo y reservas.

 Vas a mezclar la carne con las galletas molidas, la leche, el cilantro y sazonas con sal y pimienta, las galletas son para que la carne tenga consistencia y no esté tan suave y se desbaraten las albóndigas.

 Ya que la tengas lista la carne vas a envolver cada huevo cocido con la carne. Quedarán unas albóndigas muy grandes pero muy sabrosas, el huevo debe de estar bien cubierto con la carne.

Más o menos se calculan 100 gramos de carne por persona y depende mucho del tamaño del huevo, pero aproximadamente así es la proporción.

 Mientras haces esto, pones la salsa verde en una olla grande a calentar y a fuego bajo.

 Ya que la salsa esté comenzando a calentar, bajas la lumbre y sigues con las albóndigas.

Ya listo vas poniendo las albóndigas en la salsa que se está calentando, ya que tengas todas las albóndigas en la olla, tapas la olla y dejas cocinar hasta que la carne se sienta firme y de color obscuro.

Vas a servir las albóndigas bañadas en salsa y listo, a disfrutar de un clásico mexicano.

A mi me gusta servir las albóndigas con un poco de arroz blanco cuando las preparo en salsa verde y si hago la salsa roja me gusta poner arroz rojo.

 

9 comentarios sobre:
“Albóndigas con huevo”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*