Sabores de casa: Ensaladilla y croquetas

Hay dos cosas que ayudan a una persona con déficit de memoria: la música y la comida. Son elementos que apelan a recuerdos muy fijados por reiteración y por antigüedad. Sus canciones favoritas y los sabores de siempre les ayudan a “volver” a ese lugar conocido que se ha vuelto tan extraño. Por eso, si podemos, conviene recordárselos. Yo lo hago con mi madre, gracias a Mª Dolores Pradera y a la ensaladilla rusa y las croquetas que nos hacía de niños. Es más, procuro no hablarle en pasado sino en presente y le digo “mira, las croquetas como tú las haces“. Como si ella siguiera activa en la cocina.

Estos platos, más que alimentar el estómago, alimentan su espíritu y les hacen sentir bien. Como son poco recomendables para el día a día, no conviene abusar. Ambos llevan grasa, aunque intentaremos sustituirla en la medida de lo posible. Así, en la ensaladilla usaremos mayonesa light y en las croquetas, leche desnatada para la besamel. Además, machacaremos la pechuga para evitarles los “tropezones” que, aunque sabrosos para nosotros, pueden ser motivo de rechazo para una persona mayor cuando los encuentra. En la receta hemos optado, también, por atún bajo en sal para evitar la hipertensión.

Ensaladilla y croquetas

Ensaladilla rusa y croquetas de gallina

Sabores de casa: Ensaladilla y croquetas
Author: 
Recipe type: Appetizer
Serves: 4
 
Receta tradicional y fácil de la ensaladilla rusa y de las croquetas clásicas de gallina
Ingredients
  • Para la ensaladilla:
  • 2 o 3 patatas gordas
  • 1 zanahoria
  • 75 gr. de judía verde
  • 1 huevo
  • 1 lata pequeña de atún bajo en sal
  • mayonesa light
  • sal
  • Para las croquetas
  • 1 pechuga de gallina
  • media cebolleta
  • 80 gr. de harina
  • medio litro de leche
  • un cuarto de pastilla de caldo concentrado
  • 1 huevo
  • pan rallado
  • aceite
Instructions
  1. Ponemos un huevo a hervir mientras pelamos las patatas y la zanahoria y quitamos las puntas a la judía verde para hervirlas en la olla rápida (5 minutos de cocción).
  2. Cuando esté todo cocido, aplastamos las patatas y las zanahorias, las mezclamos con la judía verde cortada y con la clara del huevo cocido. Reservamos la yema.
  3. Añadimos la lata de atún bajo en sal y mayonesa light al gusto.
  4. Cubrimos todo con mayonesa y con la yema cocida desmenuzada. Metemos en la nevera para servir frío.
  5. Hay quien añade aceitunas, pimiento rojo o cebolla. En nuestro caso, el sabor es muy suave.
  6. Para las croquetas, habremos hervido la pechuga de gallina en el caldo del cocido, con la verdura. La desmenuzamos, cortamos y machacamos en el mortero para obtener una masa más fina, evitando los "tropezones". Algunos mayores los rechazan si los encuentran porque no saben qué es. Reservamos y preparamos la besamel.
  7. Para eso, cortamos la cebolla muy pequeña. Ponemos un poco de aceite de oliva a calentar y rehogaremos la cebolla. Luego añadimos la harina para quitarle el sabor crudo y vamos añadiendo la leche poco a poco hasta hacer una masa consistente. Cuando empiece a tomar cuerpo, ponemos una pizca de pastilla de caldo de ave concentrado, añadimos la pechuga y un poco de nuez moscada. Seguimos removiendo hasta obtener la textura deseada.
  8. Cuando esté, la sacamos y ponemos en un plato o bandeja grande, dejamos enfriar y metemos en la nevera cubierto con un papel film para que no se seque.
  9. Lo mejor es hacer las croquetas al día siguiente. Hacemos pequeñas bolas y amasamos para que cojan la forma clásica de croquetas.
  10. Pasamos por huevo batido y por pan rallado y freímos.
1 comentario sobre: “Sabores de casa: Ensaladilla y croquetas”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: