Croquetas de mejillones

Empezamos una semana con sabor a reivindicación femenina. Éste miércoles es nuestro día, un día no de festejo sino de alzar nuestra voz al viento. Que nuestro mensaje llegue lejos, que se entere el mundo que sin nosotras no hay vida. Vivimos en un momento complicado para nosotras, una que se declara feminista por que las circunstancias que me rodean me ha “empujado” a plantearme que el serlo es la única opción para poder dejar a mi hija un mundo mejor. Ser feminista como lucha por la igualdad, por que las personas deberían considerarse como tales por encima de su género. Que el ser hombre y mujer solo nos diferencia en los que tenemos entre las piernas. Esto debería ser básico pero no lo es. De las mujeres se opina a la ligera, se cuestiona y se menosprecia. Mi experiencia personal, a nivel laboral, me hace pensar que este mundo no nos respeta, que el ser mujer, madre y trabajadora es una misión digna de una super heroína. Si todas paramos, el mundo se para. No dejéis de luchar por un mundo mas justo, si no lo hacemos nosotras nadie vendrá a salvarnos. ¡Viva las mujeres!

 

croquetas de mejillón

Ingredientes:

1 kilo de mejillones

1 pimiento verde

1 pimiento rojo

1/2 cebolla

Guindilla (opcional)

Sal

Salsa de tomate casera

Harina

Leche entera

Huevo y pan rallado

Aceite de oliva virgen extra

Cómo se prepara.

Empezaremos cociendo los mejillones, para eso los pondremos al fuego en una cazuela con la tapa puesta. No queremos cocerlos del todo, con tal se vayan abriendo los iremos retirando. A continuación sacaremos los mejillones de sus conchas y reservaremos.



IMG_1377 (1)

Por otro lado empezaremos a picar la cebolla y los pimientos, los pimientos tienen que ser medianos, si son muy grandes utilizaremos la mitad de cada uno. Cuando tengamos todo picado pondremos una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva, iremos pochando las verduras con su punto de sal. Mientras se pocha la verdura iremos picando los mejillones.

Cuando la cebolla y el pimiento empiece a estar dorado añadiremos los mejillones picados y un par de cucharas soperas de salsa de tomate (si le vais a echar picante éste es el momento). A continuación echaremos un par de cucharas soperas de harina todo uso, rehogaremos bien e iremos añadiendo leche a poquitos y removiendo. Cuando tengamos una textura de masa de croqueta echaremos la masa en un plato, taparemos con film transparente y dejaremos enfriar.

mejillones gallegos

Una vez tengamos la masa cien fría, batiremos en huevo y pondremos en un plato un poco de harina y en otro pan rallado. Daremos forma con ayuda de la harina, pasaremos por huevo y terminaremos pasando por el pan rallado.

Freiremos en abundante aceite de oliva virgen extra y sacaremos a un plato con papel de cocina para quitar el exceso de grasa.

¡Buen provecho!  On egin!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*