Sobre Ainara

Soy de una muy buena cosecha, la del 78. Cocino desde los 8 años, mis recuerdos son cocinando para mi familia subida a una banqueta. Para animar a mi madre le ponía el menú diario escrito en una carta y se lo presentaba antes de comer. Con los años fui aprendiendo, siendo totalmente autodidacta y, aunque tengo unos fantásticos recuerdo de los macarrones gratinados de mi madre y de cuando hacíamos aquellas riquísimas trufas que me costaba tanto dejar enfríar, la tónica general en mi casa era oir a mi madre como venía de trabajar diciendo: “que bien huele! ¿Qué hay para comer?” Las circunstancias de la vida son las que me llevaron a empezar a cocinar y cuidar de mi familia desde tan pequeña.

Mucha gente me pregunta, no he hecho un curso de cocina en mi vida, ni siquiera soy persona de muchos libros gastronómicos, mi curiosidad e imaginación me hacen llegar muchas veces a recetas maravillosas y a unos cuantos fracasos también.

Espero que todo lo que pueda compartir con vosotros sea útil y sobre todo que podáis hacer felices a vuestros seres queridos, porque ya se sabe que por el estómago se llega al corazón.