Filloas gallegas de carnavales

FILLOAS GALLEGAS DE CARNAVAL

filloa de carnaval

 

HISTORIA:

Como suele pasar con muchos de los platos tradicionales, es muy difícil encontrar de donde vienen.

En Francia, más concretamente en La Bretaña, se hacían en época de los Celtas, unas obleas de harina de trigo, que es lo que tienen en común las dos zonas, aunque se diferenciaban, en que los franceses, las hacían con leche y las freían en mantequilla, mientras que los Gallegos usaban caldo de espinazo, y las freían con la grasa del  tocino de cerdo, producto muy típico de la zona.

Las filloas fueron parte de la alimentación principal de la población campesina, y en la actualidad es un plato muy demandado en las fechas de carnavales en los mejores restaurantes como postre ya sea con miel, con azúcar o se rellenan de natillas o pasta. Por Carnaval las come toda Galicia.

Las filloas gallegas son muy diferentes a los crêpes de Bretaña teniendo un sabor único y especial, que enamora a quien las prueba.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 1/2 litro de caldo de espinazo.
  • 175 gr. harina de trigo.
  • 5 huevos.

MODO DE HACERLO.

Preparamos un caldo de espinazo. Poniendo 2 litros de agua con un espinazo y 125 gr de costilla salada, cociendo durante 3 horas..

Cogemos 1/2 litro de caldo y añadimos los huevos..

Vamos añadiendo la harina poco a poco y batiendo con una batidora de mano.

Reservamos aparte, dejando reposar.

En una sartén untamos con tocino el fondo y la ponemos al fuego.

Añadimos con ayuda de un cazo la cantidad justa para que cubra el fondo de la sartén.

Cuando este dorada por un lado, le damos la vuelta con ayuda de los dedos.

Cuando este lista, sacamos, aquí, viene un consejo, lo mejor sería sacarlo a un trapo para que absorva el exceso de grasa, y luego pasarla a un plato.

Y ya solo nos queda disfrutar de las filloas, solas, con miel, con chocolate, con lo que queramos y nos guste, saladas o dulces ¡¡¡

 VIDEO RECETA DE LAS OREJAS DE CARNAVAL

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*