Croquetas de gambas al ajillo

¿Que somos muchos en la mesa y no tenemos gambas para todos? Pues lo solucionamos con unas croquetas de gambas al ajillo, si es que mas sencillo imposible. En un abrir y cerrar de ojos multiplicaremos y si, ya sé que me vais a decir que no es lo mismo, que donde vayan unas gambas al ajillo que se quiten las croquetas pero …. lo habéis probado?? Pues probar probar, que sin ser lo mismo , es una opción maravillosa, riquísima y económica para nuestros aperitivos de Navidad.

Croquetas de gambas al ajillo

 

Ingredientes

  1. 1 cebolla grande
  2. Harina
  3. Aceite de oliva virgen extra
  4. 1/2 litro de Leche
  5. 1 paquete de gambas congeladas
  6. 4 dientes de ajo
  7. 1 cayena
  8. Sal
  9. Huevo y pan rallado

Preparación

  1. Lo primero que vamos hacer son las gambas al ajillo. Tendremos las gambas descongeladas. En una sartén ponemos un buen fondo de aceite de oliva virgen extra.
  2. Fileteamos los dientes de ajo y los ponemos en el aceite junto a la cayena.
  3. Agregamos las gambas y rehogamos. Es opcional el poner un poco de vino fino.
  4. Ponemos un poco de sal y reservamos.
  5. Cuando haya perdido el calor lo ponemos todo, el aceite incluido, en la picadora y picamos. Si no tenemos picadora, lo podemos hacer con la batidora pero sin llegar a batir del todo, dejamos que queden algunos trozos. Si queremos las croquetas con un toque picante dejamos la cayena pero si no queremos ese toque picante se la quitamos antes de picar las gambas.
  6. En una cazuela ponemos un fondo de aceite de oliva virgen extra y sofreímos la cebolla muy picada.
  7. Cuando la cebolla esté blanca y blandita, agregamos el triturado de las gambas.
  8. Ponemos ahora la leche y dejamos que empiece a hervir.
  9. Llegado este punto, bajamos el fuego y vamos agregando la harina poco a poco y sin dejar de mover para que no se haga grumos.
  10. Agregamos tanta harina como sea necesario hasta obtener una masa de croqueta con el espesor que nos guste, yo la dejé suave pero con cuerpo.
  11. Salpimentamos.
  12. Dejamos la masa en el frigorífico de un día para otro o de la mañana a la tarde.
  13. Hacemos las croquetas y las pasamos por huevo y pan rallado.
  14. Freímos.
  15. Servimos.

Croquetas de gambas al ajillo

NOTAS

  • Si podemos hacer  las croquetas con gambas o langostinos frescos, sin lugar a duda tendremos unas croquetas mil veces mas rica. Si optamos por este caso, las cáscaras y cabezas de las gambas las reservamos y las ponemos a cocer con agua. El caldo resultante lo colamos y lo reservaremos para hacer la masa de las croquetas, sustituyendo el medio litro de leche por 400 ml de caldo de gambas y 100 ml de leche.
  • El picar las gambas es para que la croqueta tenga las gambas mas uniformemente repartidas, si no lo picamos, podemos encontrarnos con croquetas que no lleven ninguna gamba y eso no gusta. De esta manera nos aseguramos que todas las croquetas lleven sus mijitas de gambas y ajitos.

Tiempo de preparación: 1 hora(s)

Tiempo de cocción: 20 minuto(s)

Comensales: 8

Nivel de dificultad 1 de 5  :  ★☆☆☆☆ 1 

11 comentarios sobre:
“Croquetas de gambas al ajillo”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*