Entrecot de ternera

Receta sencilla no, lo siguiente pero que no todo el mundo tiene claro cómo  hacerlo. El entrecot de ternera se cocina simplemente con un vuelta y vuelta y sal al final. Así de sencillo y de complicado a la vez así que vamos a explicar cómo se debe de hacer correctamente, o al menos, como lo hago yo y sale perfecto.

Son pequeños pasos o consejos para que la carne quede en su perfecto punto y disfrutemos de un bocado espectacular.

 

Entrecot de ternera

El primer punto es la temperatura de la carne, debe de estar a temperatura ambiente cuando la pongamos en la sartén o grill, si está demasiado fría, al contacto con la sartén caliente, la carne se constriñe y se quedará dura y correosa. Para remediarlo, sacamos la carne del frigorífico como media hora antes de cocinarla.

El segundo paso es nada de sal hasta que la carne no haya sido cocinada en su totalidad. Si podemos poner sal maldon, mejor que mejor. La sal dentro de la sartén, se derrite y hace que la carne no dore bonito.

El entrecot es de los filetes más blandos que hay así que no hay que ablandar la carne. Nada de golpes, nada de macerados ni nada para intentar ablandar la carne. Un entrecot siempre será tierno.

A la sartén , plancha o grill se le pone un poco de aceite, un poco y repartimos bien. Podemos usar una brocha , un papel de cocina ect. Simplemente poner una fina capa, nada de mucho aceite. Cuando el aceite brille, es cuando está en su punto para echar el entrecot.

Para un entrecot de 250 gramos de peso, hay que tenerlo 5 minutos por cada lado. Si el entrecot pesa algo más, 7 minutos por cada lado.

Una vez que se ha cocinado por ambas caras, al plato, se le pone la sal y se deja reposar 3 minutos. 

¡¡¡A comer!!!

Bien sencillo , ¿Verdad? Pues ya me contarás que tal queda siguiendo estos pasos. Recuerda que el entrecot de ternera debe de quedar crujiente por fuera y jugoso, tierno y rosado por dentro.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*