Dorada “masala”

Si tuviera que elegir una sola “cocina del mundo”, me quedaría sin duda con la cocina india. Tengo la suerte de haber conocido su gastronomia desde dentro ya que, durante unos meses, viví con una familia india, lo que despertó mi inquietud por experimentar en la cocina en un intento de lograr esos intensos sabores, esos olores que invadían toda la casa.

Aunque para un occidental puede ser complicado adaptarse a este estilo de cocina (si probáis una receta auténtica sabréis lo que es el picante), una vez acostumbrado puede crear adicción: esos sabores, esos aromas, ese picante…hacen que se eche de menos llorar mientras se come (y no precisamente de emoción).

Masala significa “mezcla de especias” y es la forma más común de preparar el pescado en esta cultura. Se puede hacer con infinidad de especias y utilizar cualquier pescado, en mi caso doradas.

Si preparáis esta receta para invitados más vale ser comedidos con el picante si queréis que vuelvan.

DORADA INDIA CON ARROZ-2

DORADA INDIA CON ARROZ-1

Ingredientes para 4 personas:

4 piezas de pescado (limpio)

1 lata de leche de coco

el zumo de 1/2 limón

1 cucharadita (de café) de pimienta, mitad blanca y mitad negra

1 cucharadita de cayena molida

1 cucharadita de jengibre molido/rayado

1 cucharadita de ajo molido

1 cucharadita de cilantro molido

1 cucharada (sopera) de comino

1 cucharada abundante de curry

1 cucharada de cúrcuma

2 cucharadas de tomate triturado o frito

2 cucharadas de leche de coco

Sal

Arroz basmati, para acompañar

Para preparar el marinado se mezclan todas las especias con la sal, el zumo de limón, el tomate y la leche de coco, hasta obtener una especie de pasta

Colocar el pescado (limpio) sobre una fuente y hacerle unos cortes por cada lado

Untar la mezcla por todo el pescado, asegurándonos de que penetre bien por los cortes y también por dentro

Cubrir con film y dejar marinar al menos una hora (se puede dejar más tiempo para que coja más sabor)

Cocinar a la plancha a fuego medio-alto, para que se forme una costra, pero controlando que no se queme

Acompañarlo con arroz basmati, aprovechando la leche de coco sobrante para su cocción

 

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*