Pasta negra con espárragos trigueros, calabacín y Parmesano

La pasta suele ser un recurso fácil en la cocina, un comodín cuando tenemos poco tiempo o no queremos complicarnos. Pero si huimos de la pasta convencional y sus salsas podemos conseguir un resultado muy diferente, simplemente optando por una pasta menos común y unos ingredientes sencillos pero bien elegidos.

Pasta negra con calabacín y parmesano-3

La pasta negra, hecha a base de tinta de sepia, resulta muy vistosa y deliciosa y aporta a cualquier plato un aspecto muy apetecible, sobre todo si la acompañamos de ingredientes tan vivos como los espárragos verdes y el calabacín y la coronamos con unas lascas de queso Parmesano, ¿no os parece?

Pasta negra con calabacín y parmesano-4

Por supuesto, se puede optar por cualquier otra variedad de pasta como la de espinacas, de trufa, funghi…

Es importante que las verduras queden al dente, en su punto. Un truco para cortar verduras como el calabacín es utilizar un pelador, con el que saldrán finas tiras que solo necesitarán un rápido salteado.

Pasta negra con calabacín y parmesano-1

Ingredientes para 4 personas:

500 gr de pasta

8 dientes de ajo

2 calabacines no muy grandes (el ancho debe entrar en la ranura del pelador)

1 manojo de espárragos trigueros

Queso parmesano para cortar en lascas

Sal fina

Sal Maldon

Pimienta

Aceite de oliva virgen extra

 

 

 

 

 

 

Cocer la pasta en abundante agua con sal

Filetear los ajos y dorarlos en un chorrito de aceite

Añadir los espárragos troceados y , cuando estén casi en su punto añadir las tiras de calabacín

Escurrir la pasta y saltear todo junto durante unos segundos

Servir y sazonar con pimienta recién molida y unas escamas de sal y añadir unas lascas de Parmesano

 

 

1 comentario sobre: “Pasta negra con espárragos trigueros, calabacín y Parmesano”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*