Croquetas de compango

Creo que las croquetas son una de esas cosas que gustan a todo el mundo, como no puede ser de otra forma en el país croquetero por excelencia; sí, me refiero a España pero, aunque no lo parezca, las croquetas son un invento de los franceses (que quizás allí no han sabido valorar como nocotros).

Croquetas de compango-4

Originalmente son una receta de aprovechamiento, muy versátil porque admiten cualquier ingrediente y siempre están buenas, pero hoy en día la croqueta se ha convertido en algo más que una receta de aprovechamiento dando paso a las croquetas gourmet.

Croquetas de compango-1

Para hacer unas buenas croquetas es importantísimo que estén muy cremosas, lo cual requiere más mimo a la hora de elaborarlas. Lo fácil es hacer una masa compacta y fácilmente moldeable que, desgraciadamente es lo que se suele encontrar la mayoría de las veces cuando comemos fuera. En este caso, un poco más de trabajo no sólo merece la pena, sino que es fundamental.

Freírlas también requiere maña, ya que deben quedar doradas y llegar a hacerse bien por dentro pero sin que se desparrame todo el relleno. ¡Todo un arte el mundo de la croqueta!

Croquetas de compango-2

 

Ingredientes:

200 gr de harina

100 gr de mantequilla

1 litro de leche

Compango (chorizo, morcilla y tocino)

Nuez moscada

Sal

Para envolver:

Harina

Huevo

Pan rallado

Para freír:

Aceite de oliva

 

 

 

Hervir el compango hasta que esté cocinado (este paso no es necesario si utilizamos sobras de compango).

Picar el compango en una picadora y reservar.

Poner la mantequilla a derretir en una cazuela a fuego bajo.

Añadir la harina y remover bien hasta formar una pasta homogénea.

Añadir la leche muy poco a poco sin parar de remover para que no se formen grumos y se integren bien todos los ingredientes.

Cuando la bechamel ya esté ligada, dejar que se cocine unos 10 minutos.

Añadir el compango.

Añadir la nuez moscada y la sal si es necesario (el compango sala).

Dejar que se cocine unos minutos mas para que coja todos los sabores.

Verter en un recipiente y dejar enfriar hasta el día siguiente.

Pasar por harina, huevo y pan rallado, asegurándoos de que no queda ninguna ranura por donde se pueda escapar el relleno, y freír en abundante aceite muy caliente (de oliva).

Lo más cómodo es utilizar una cuchara pequeña de las de servir helados para darles forma, de esta manera podréis hacer bolas perfectas sin ensuciaros las manos

2 comentarios sobre:
“Croquetas de compango”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*