El Ochenta; cocina tradicional y buen ambiente

Hablando de terrazas de verano, hoy aprovechamos para recomendaros El Ochenta, un espacio multidisciplinar que abre durante todo el día para ofrecer lo mejor de la cocina mediterránea en cada uno de sus diferentes ambientes. Su amplia terraza, con vistas el monte del Pilar de Majadahonda, invita a relajarse y a disfrutar de las noches de verano. Desayunos, comidas, meriendas y cenas, además de reuniones de amigos, aperitivos, cañas y vinos, tapas y buenas copas. Un espacio que invita a conocerlo y a quedarse, sea cual sea vuestro plan.

Nuestra primera visita fue a comer y aprovechamos el buen tiempo para hacerlo en su terraza. Como primera impresión os digo que el local nos encantó. Decoración muy cuidada con inspiración en los bares de Soho de Nueva York, atención excelente y buenos consejos a la hora de decidirnos con las propuestas de la carta, detalle que siempre agradecemos mucho. No escogimos su menú del día porque quisimos probar varios platos de la carta, pero por 12 euros tenemos una buena opción para comer entre semana.

El Ochenta

Una carta sencilla pero completa, elaborada por el chef Fernando López, presenta elaboraciones tradicionales con productos de temporada, frescos y de máxima calidad. Toda la oferta refleja la esencia de El Ochenta: cocina mediterránea con el olivo como máximo representante y la naturaleza como seña de identidad.

Comenzamos con una fresquita Ensalada de tomate rosa (11,90 euros) que pedimos al ver los preciosos tomates que decoraban la entrada del local y querer degustar este producto de temporada. Seguimos con los Trigueros tres quesos a la plancha con cobertura (9, 5 euros), nuestro favorito del día. Sabrosos y con una excelente capa cremosa que realzaba su sabor.

Como principales, escogimos el Tartar de atún al humo de romero (16 euros), un toque diferente para este plato tan popular. Buen pescado y rica combinación gracias al toque de hierbas. Y la Ternera fileteada (19 euros), ideal para los amantes de la carne. Producto cuidado, seleccionado con cuidado y detalle. La guarnición de patatas merece la atención ya que resultaron muy ricas.

El Ochenta

Y llega el turno de los postres, el toque dulce que remata toda buena experiencia gastronómica. Todos ellos son caseros, y preparados con un mimo que puede saborearse en cada bocado. Para los incondicionales de la Tarta de zanahoria (4,80 euros), la de El Ochenta  es de nota ya que la preparan con las recetas tradicionales. Para los más golosos, recomendamos la Panna cotta de chocolate blanco con base de galleta (6 euros), y para los que buscan algo más refrescante y ligero, el Mango con yogur al chocolate blanco (6 euros). Una cuidada carta de ginebras, cócteles y otros combinados cierran la oferta de un local que cuenta cada fin de semana con uno de los mejores ambientes de las afueras de Madrid. Alejarse un poco del bullicio de la ciudad siempre es recomendable, ¡no os lo perdáis!

Como nota adicional, os comento que los fines de semana (o entre semana siempre y cuando lo hagamos por encargo) podemos degustar Paletilla de lechazo al horno (21 euros) o Cochinillo asado a la segoviana (16 euros). Dos opciones a tener muy en cuenta.

Dirección: Norias, 80. 28221 Majadahonda, Madrid.

Teléfono: (+34) 91 485 97 62

Página web: El Ochenta

Horario: 08.00h a 00.00h.

– Viernes y sábados abierto hasta las 02.30h.

– Cerrado domingos noche.

- Nota: 7 sobre 10

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*