Perrito Faldero; ‘fast good’ entre amigos

Escondido entre los barrios de Chueca y Malasaña se encuentra Perrito Faldero, el más informal de los proyectos del chef Javier Muñoz-Calero, donde podemos disfrutar de un ambiente desenfadado y de una propuesta ‘fast good’, lo que traducimos a comida rápida de buena calidad. Porque cuidarse y amar este tipo de preparaciones no está reñido, no al menos para Muñoz-Calero y todo su equipo.

Muy ligado a la cocina ecológica y a los productos naturales gracias a El Huerto de Lucas, este pequeño ‘can’ acaba de darle una vuelta a sus propuestas para ofrecer nuevos platos sin olvidarse de su esencia. Perritos, hamburguesas, ‘raw & snacks”… Así se presentan dispuestos a darnos bien de comer pero sin olvidarnos del toque divertido, informal y americano del ‘fast food’.

Hamburguesa, en Perrito Faldero

Aquí merece la pena probar y arriesgarse un poco, porque todo está rico y podemos sorprendernos con entrantes diferentes y combinaciones desconocidas. Nosotros empezamos con unos Pimientos de Guernica rellenos de queso cremoso y empanados con panko (7 euros). Los toques asiáticos están presentes en muchos platos de la carta, y se mezclan con ingredientes nacionales y nuevas técnicas, que dan variedad y movimiento a la cocina. Me encantó probar estos pimientos, quizá una opción no tan atractiva como otras a simple vista, pero que resultaron muy ricos. La Quesadilla de lacón, brunoise de pimientos, tomate, orégano, queso y crema agria (7 euros) fue nuestro segundo entrante. Como podéis leer, original y muy sabrosa. La mezcla de ingredientes es excepcional.

Quesadilla, en Perrito Faldero

Y llegaron nuestros principales: La hamburguesa 100% de ternera (10 euros), con queso cheddar, maíz, bacon, cebolla confitada y rúcula, y preparada al gusto del comensal; y el New perrito faldero caliente (10 euros), la estrella del local. Una salchicha bratwurst especiada de 26cm, pan hoagie, chili con carne, crujientes de trigo, queso cheddar. Las dos elecciones van acompañadas de patatas fritas con piel y de un carrito repleto de salsas para todos los gustos y más. Si eres amante de la comida rápida pero te gusta comer bien, éste es tu sitio.

Perrito caliente, en Perrito Faldero

Perrito FalderoPara terminar tomamos una original Tarta de limón (5 euros) y un Yogur griego cremoso con gelatina casera de naranja y frutos rojos (5 euros). Café, té o cócteles son la sobremesa ideal según el plan que llevemos. Si queremos alargar la noche, siempre podemos pasarnos a La Perrera cocktail dance club, la ampliación del local y que está ambientado para copas o combinados. Este espacio también está disponible para cumpleaños y otros eventos privados, además de para darnos de cenar cuando el original Perrito está demasiado lleno.

Una decoración moderna pero acogedora invade sus paredes con miles de siluetas de perros de diferentes razas. Mesas con aires industriales comparten local con una pequeña barra. Y en la entrada, agua y un espacio reservado para nuestros “mejores amigos.

Si estáis pensando en una reunión de amigos donde comer bien, diferente y a buen precio, Perrito Faldero es una gran opción en la capital. Os sentiréis como en casa y disfrutaréis de una experiencia rica, sabrosa y con la mejor de las atenciones.

- Dirección: San Lorenzo, 9. 28004 Madrid

- Teléfono: (+34) 91 319 06 97

- Página web: Perrito Faldero

- Horario: 13.30h a 17.00h y 21.00h a 01.30h.

Cerrado domingos noche y lunes todo el día.

- Nota: 7,5 sobre 10

2 comentarios sobre:
“Perrito Faldero; ‘fast good’ entre amigos”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*