La Pastería; pastas artesanales con encanto

La pasta, uno de los platos más consumidos en todo el mundo y que podemos encontrar desde tipo fast food hasta realmente gourmet. Yo sinceramente me decanto más por el segundo tipo, y os confieso que siempre estoy buscando lugares donde poder disfrutar de buenas recetas, elaboradas con ingredientes de calidad y donde la pasta sea casera. Así es La Pastería, un pequeño local con un gran corazón, el de Rosaura Valentini, que le permite amar enormemente lo que hacen: pastas artesanales con salsas caseras e ingredientes del día. Si en el mercado hay un buen salmón, su chef lo compra y elabora, con las pastas frescas, una receta tradicional del norte o sur de Italia. Gracias a este método podemos degustar el mejor producto de temporada a un buen precio, y siempre encontraremos platos nuevos ya que su carta no es muy extensa pero sí muy cambiante.

La Pasteria, Rosaura Valentini

Después de enamorarme de su pequeño local (con capacidad para 25 personas) y del laboratorio de pastas que podemos ver a través de una cristalera, nos sentamos dispuestos a dejarnos aconsejar por los platos del día. Una de las ventajas de La Pastería es que podemos llevarnos sus elaboraciones take away para poder tomarlas en la oficina o en cualquier sitio, y que sus pastas también se venden sin cocer, para prepararlas en casa cuando queramos (120 gramos, 3,5-4,5 euros)

La PasteríaPara comer merece la pena decantarse por el menú del día (11,5 euros), que incluye un entrante, una pasta fresca y un postre, con bebida y pan. Pero nosotros fuimos un poco caprichosos y quisimos probar más platos de su carta. De primero compartimos una Burrata de Búfala D.O.P. Campania (10 euros), con este origen ya os podéis imaginar cómo estaba; y el Vitello Tonatto (9 euros), que como ya sabéis, es un entrante muy típico en Italia elaborado con carne de ternera y salsa de atún, anchoas y alcaparras. Si no lo habéis probado nunca, os recomiendo pedirlo porque es una combinación curiosa y muy rica.

Llegan las pastas a nuestra mesa, las que nos recomendó Rosaura, todas ellas deliciosas. Empezamos con unos Panzerotti rellenos de trufa, con fuerte aroma y sabor, que nos resultaron exquisitos. Disfrutar de un plato de pasta así es todo un lujo. Seguimos con los Raviolis rellenos de espinacas y queso Ricotta, una de mis combinaciones favoritas. Y para terminar, unos excepcionales Casarecce al pesto (12 euros). Si os gusta esta salsa, ¡no os la podéis perder! Realmente es difícil decidirse entre las pastas de este lugar, por ello hay que visitarlo de vez en cuando e ir probándolas todas. Yo me quedé con ganas de unos auténticos Fettuccine a la carbonara (13 euros), así que sin duda volveré pronto.

En cuanto a los postres, suelen preparar dos al día y, por supuesto, son caseros. Yo me decanté por la Panna cotta (5 euros), y según los entendidos de este postre, el Tiramisú (6 euros) es una delicia. Merece la pena probarlos porque también se preparan con mucho amor y los mejores ingredientes.

Vinos italianos y una atención cercana y muy amable hicieron que la visita fuera encantadora, y que nos quedáramos con la idea de volver pronto. Personalmente me apetece mucho ir a cenar un día ya que una cena italiana para mí es uno de los planes gastronómicos más románticos [tomad nota ahora que se acerca San Valentín]. No sé si porque de pequeña vi un trillón de veces “La dama y el vagabundo”, o porque creo que los restaurantes italianos pequeñitos cuentan con un ambiente acogedor y muy especial. Y La Pastería sin duda es uno de ellos.

La Pastería

- Dirección: Fernán González, 37. 28009 Madrid

Teléfono: (+34) 91 502 49 04

Página web: La Pastería

Horario de lunes a jueves: 14.00h a 16.30h y 20.30h a 22.30h.

Horario viernes y sábados: 14.00h a 16.30h y 20.30h a 23.00h.

Cerrado domingos todo el día y lunes noche.

Nota: 7 sobre 10

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*