La Cesta por Óscar Velasco; desenfadada y apetecible fórmula

“Hoy por hoy, el público demanda un servicio más rápido, una carta imaginativa y una puesta en escena desenfadada, sin formalismos. Sin dejar, por supuesto, de comer realmente bien”.

Así explica el chef Óscar Velasco, responsable junto a Vicente Lorente de este rincón de la gastronómica calle Recoletos, la evolución de La Cesta. Un cambio muy estudiado que tenía como fin adaptarse a los nuevos tiempos y preferencias de los clientes. Porque hoy en día queremos comer bien, pero probar muchas cosas, diferentes, originales, siempre con un producto de calidad y a un precio ajustado. Encontrar lugares como La Cesta es todo un lujo ya que se puede disfrutar de una cena excepcional donde los platos son perfectos para compartir y probar varias opciones. Picoteos rápidos en la barra, medias raciones, tapas, cañas, vinos por copas… La carta y el espacio nos dan tanto la posibilidad de una visita rápida e informal como la de relajarnos y dejar que el tiempo pase mientras degustamos lo mejor de su cocina. El alma camaleónica de La Cesta, el poder de adaptarse a cualquier ocasión, gusto y preferencias de sus clientes es lo que hace que sea un lugar de referencia para cualquier ocasión.

Sopa castellana, en La Cesta por Óscar Velasco

Su carta, divertida y rebelde, invita a pedir, pedir y pedir, empezando por su Cebolla frita para comer con los dedos (5 euros) de la que os haréis adictos y que resulta ideal para abrir boca, esperar a vuestros acompañantes, o disfrutar con una cerveza o una copa de vino en la barra. Croquetas caseras con jamón ibérico (6 euros), Mejillones tigre con tomate picante (9,5 euros), Tortilla de patata y cebolla hecha con huevos de corral (11 euros), Tostada de burrata ahumada con tomate y rúcula (12 euros)… son algunas de las opciones con las que un picoteo informal se convertirá en la cena perfecta, en barra o en mesa, y que os invitarán a continuar conociendo el resto de propuestas. No dejéis de preguntar por las especialidades del día.

Como estrella de la noche tengo que deciros que me enamoré de la Sopa castellana que preparan con zanahoria crujiente y huevo a baja temperatura. Se trata de una receta tradicional con un toque picante, y algo más ligera, lo que la convierte en el remedio perfecto para el frío madrileño y, como bien os dije este fin de semana vía Twitter, cualquier otro mal. Comer platos como éste renuevan cuerpo y alma. Yo ya estoy pensando en ir a tomarla de nuevo un domingo a mediodía antes de disfrutar de una visita cultural o de un paseo por Madrid.

Pimientos rellenos, en La Cesta por Óscar VelascoPasamos al apartado de “Curiosidades de hoy… y de mañana”, nos quedamos con su excepcional Butifarra de Cal Rovira con pisto y oporto (9 euros), y os lo dice alguien que no es muy fan de este producto; y con los Pimientos del piquillo confitados y rellenos de carrilleras (10 euros), originales y muy sabrosos. Mención especial también queremos darle a las Costilla de cerdo a baja temperatura con salsa barbacoa casera (9 euros), elaborada durante 7 horas en el horno, técnica que la deja como mantequilla.

Para probar un poco de todo, nada mejor que escoger el menú degustación de 37 euros por persona que incluye 10 recomendaciones del chef según el día, aperitivo, pan y vino de la casa. Una opción perfecta si venís con hambre y os cuesta decidir a la hora de pedir.

Y antes de hablar de los postres, os comento que acaban de renovar su carta de vinos en la que las posibilidades por copa se amplían y donde podemos encontrar los 15×15: referencias de carácter moderno, de grandes y pequeñas bodegas, a un precio de 15 euros la botella. Nosotros tomamos un sorprendente tinto de Jumilla Comoloco que nos encantó conocer. 15 vinos más (clásicos y algunos desconocidos) completan una oferta en la que la referencia más cara no supera los 49 euros.

Terminamos con los postres, el rincón dedicado a los más golosos. Todos ellos caseros y elaborados con mimo y mucho cuidado, y entre los que destacamos la Tarta de queso especial La Cesta (4,5 euros). Nos dejamos para la próxima visita la Crema caramelizada al azafrán (4,5 euros) y el Brownie de chocolate con crema helada de queso y miel (4,5 euros).

La Cesta por Óscar Velasco

En La Cesta juegan a preparar un producto que, siempre ateniéndose a la máxima calidad, varía con las estaciones posicionándose en lo mejor del mercado para hacernos disfrutar de platos de temporada que van cambiando, evolucionando, sorprendiéndonos en casa visita. La atención del equipo de Sonia Vilavendrell es impecable y muy cercana, realmente nos sentimos como en casa gracias a una atmósfera familiar y muy relajada. Óscar Velasco (Santceloni) y Vicente Lorente (MEATing) han conseguido crear el tándem perfecto en una referencia imprescindible en la capital. Pensando ya en volver…

- Dirección: Recoletos, 10. 28001 Madrid

Teléfono: (+34) 91 140 06 96

Página web: La Cesta por Óscar Velasco

Horario de lunes a sábado: 12.30h a 16.00h y 20.30h a 00.00h.

Horario domingos: 13.00h a 16.00h.

Nota: 8 sobre 10

1 comentario sobre: “La Cesta por Óscar Velasco; desenfadada y apetecible fórmula”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*