La importancia del sofrito

Hola!

Me gustaría dedicar la receta de hoy a la importancia del sofrito, un elemento clave para nuestros guisos y para dar sabor incluso a las recetas más sencillas.

Para elaborar unas lentejas, unas judías blancas, un guiso de patata hasta una simple pasta es importantísimo poner mucha atención al sofrito.

Puede ser indispensable la utilización de cebolla o no para hacer un buen sofrito. Podemos utilizar otras verduras como pimientos, puerros, zanahorias, que dan sabor a esa elaboración final.

Podemos viajar desde lo más cercano a nuestra cultura de cocinar como es incorporar ajo, guindilla o bien utilizar coco, chiles y hasta moles mexicanos.

Si empezamos por el principio, muchos de nosotros nos habremos parado a pensar en alguna ocasión cuál es el orden adecuado para cocinar los ingredientes, ya que dependiendo de los que utilicemos cada uno conllevará diferentes tiempos de cocción.

Por lo general, para hacer un sofrito adecuado y mantener su textura, primero comenzaríamos cocinando los ingredientes “duros” como por ejemplo la cebolla, el pimiento verde, la zanahoria… son elemento que necesitan un mayor tiempo de cocción, una vez pochados continuaríamos echándole el tomate por ejemplo para que se terminara de cocer en su propio jugo y así obtener una sofrito sabroso.

El tomate, para mi gusto, es uno de los elementos claves para realizar un buen sofrito pero no indispensable.

Aprovechando que ya nos encontramos en las últimas semanas de su cultivo, os propongo hoy realizar una pasta de marisco donde el truco estrella se encuentra en el sofrito. Espero que la disfrutéis y ¡manos a la obra!

Receta para 4 comensales:

Ingredientes:

- 100 g de almejas

- 100 g de mejillones

- 100 g galeras

- 3 chipirones

- 1 cebolla roja

- 3 tomates maduros

- 300 gr de pasta

- Albahaca

- Aceite de oliva

- Sal

- 1 Guindilla

Elaboración:

1.- Pelamos y limpiamos las galeras. Quitamos las barbas que sobresalen a los mejillones e introducimos las almejas en agua fría durante 5 minutos

2.- Cortamos la cebolla en juliana y la ponemos a pochar junto con la guindilla en una sartén con un poco de aceite de oliva

3.- Una vez esté transparente la cebolla añadimos el tomate cortado en cuadrados (de 1×1 cm aprox.)

4.- Incorporamos al sofrito las almejas y los mejillones y dejamos 5 min o hasta que se abran. Incorporamos los calamares después

5.- Incorporamos las galeras al sofrito y removemos durante 2 min

6.- Por último, añadimos al sofrito y la albahaca, cocinamos durante 5 min y reservamos

7.- Ponemos agua a hervir sobre otra olla. Una vez rompa a hervir echamos la pasta y dejamos cocer al gusto (10 – 15 min)

8.- Escurrimos la pasta y la añadimos al sofrito. Emplatamos

1

 

 

2

3

4

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*