Tarta ligera de fresa, crema y chocolate

¡Hoy toca “Tarta ligera de fresa, crema y chocolate“! Por ser el día del padre la comida familiar se merece un postre a la altura. Hasta donde de mí depende, procuro engañar al ojo y al paladar con algo atractivo, dulce, rico, muy saludable y, sobretodo, ligero, esponjoso y fácil de comer.

¡Qué su buen aspecto no te engañe! Ni es difícil de hacer, ni es una tarta tradicional. Pero sí es una receta de las de andar por casa. De las que puedes hacer de forma improvisada sin tener que salir a comprar.

Por muy bonita y saludable que sea, de nada sirve si su interior es un bizcocho seco y un relleno soso. La solución es tan sencilla como aromatizar la leche antes de hacer cualquier crema para dar sabor y humedecer el bizcocho para dar jugosidad.

Puede ser almíbar, licor o leche, y sólo tiene que empapar las bases, con un pincel de cocina, en el momento del montaje. Yo suelo intercalar una capa frutal (mermelada o compota) entre el relleno y el bizcocho, por gusto y porque creo que la fruta hace las tartas más ligeras y refrescantes.

Si no tenéis acceso a alguno de los ingredientes o no tenéis problemas alimenticios, usad ingredientes de vuestra preferencia (avena, espelta, centeno, trigo integral, …). Eso sí, ¡evitad harinas y azúcares refinados!

¡Qué comáis rico y sano!

Tarta ligera de fresa, crema y chocolate

 

Tarta ligera de fresa, crema y chocolate
Serves: 10-12
 
Ingredients
  • Para el bizcocho: 3 huevos, 1 yogur de soja natural, 2 medidas de yogur de edulcorante en polvo, 3 medidas de yogur de harina de (mitad quinoa, mitad coco), ¾ medida de yogur de aceite de coco, ralladura de limón , 1 cucharada de levadura sin gluten.
  • Para la crema ligera:
  • ¾ litro de leche desnatada sin lactosa, 5 cucharadas de edulcorante, una rama de canela
  • cáscara de limón, vaina de vainilla o esencia de vainilla, 3 huevo y 1 cucharada de maizena.
  • Para la cobertura:
  • 1 tableta de chocolate negro puro
  • Para relleno:
  • Mermelada de fresa (sin azúcar)
Instructions
  1. Encendemos el horno a 180ºC para que se caliente.
  2. Ponemos a infusionar (calentar a fuego bajo) la leche con la rama de canela, la cáscara de limón y la vainilla. Dejamos que coja sabor y aromas mientras hacemos la masa del bizcocho.
  3. Empezamos con el bizcocho: mezclamos los ingredientes húmedos y poco a poco vamos añadiendo los secos. Hacemos una mezcla homogénea y lo echamos en un molde engrasado con un poco de aceite en spray. Horneamos 30 minutos a 180ºC (aprox.)
  4. Hacemos la crema: batimos los huevos con el edulcorante y la maizena hasta diluirlo. Colamos la leche (y reservamos media taza) y añadimos la mezcla de huevos. Mantenemos la leche a fuego bajo haciendo movimientos suaves con una varilla hasta que comience a hervir y vaya espesando la crema. Cuando empiece a burbujear, esperamos 2-3 minutos sin dejar de mover y retiramos del fuego. Echamos la crema en un bol de cristal y ponemos papel film por encima para que no se haga costra. Dejamos que enfríe.
  5. Cuando el bizcocho esté listo y haya enfriado, lo sacamos del molde y lo cortamos en dos capas. Ponemos la primera capa sobre un plato o bandeja y mojamos con la leche reservada con ayuda de un pincel de cocina.
  6. Ponemos una capa de mermelada (no muy gruesa) y otra de crema pastelera.
  7. Añadimos la otra base de bizcocho y volvemos a empapar con leche aromatizada.
  8. Derretimos el chocolate al baño maría y cubrimos la tarta. Espolvoreamos coco, almendra molida o el topping que os apetezca.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: