Guiso de ternera

guisado ok 1

Hoy os traigo una receta de cuchara que con este frío pues como que apetece, ¿no?. Estoy sorprendida porque es de los mejores guisos que he hecho hasta ahora, o por lo menos para mi lo es. Cada vez estoy más convencida de que muchas veces las cosas que hacemos así a ojo y de manera improvisada, dan los mejores resultados. Ese día iba a hacer un potaje de garbanzos con  ternera pero claro, aquí a la menda se le olvidó poner la víspera de antes los garbanzos en remojo. Pero como me apetecía dejar hecho para el día siguiente un plato de caliente, pues se me ocurrió hacer un guiso de ternera aprovechando que tenía verduritas en la nevera. La verdad es que no seguí ninguna receta ni cantidades. Me base más o menos en cómo lo suele hacer mi madre con las típicas verduras: un poco de zanahorias, unos pocos guisantes…pero de repente de me ocurrió echarle hueso de jamón y en mi opinión, es lo que le da ese toque especial de sabor.

INGREDIENTES

-500g de ternera (el morcillo es de las que más tiernas quedan)

-3 zanahorias grandes

-1 cebolla

-150g de judía redonda

-2 patatas

-100g de guisantes congelados

-hueso de jamón (no muy grande)

-100ml tomate frito

-tomillo

-2L de agua

– 2 pastillas de doble caldo  de Knorr (podéis usar caldo de carne que siempre quedará mucho mejor)

-aceite de oliva  (un virgen extra  mejor que mejor)

-sal

guisado 2

PASO A PASO…

1 Cortamos la ternera a trozos no muy grandes y en una olla con una cucharada de aceite la marcamos para que se quede hecha por fuera pero cruda por dentro. La reservamos.

2. En la misma olla pocharemos a fuego muy bajo la cebolla junto con la zanahoria y el tomate triturado. Echamos un poco de sal y dejamos unos 5 minutos removiendo.

La cebolla yo la corto en brunoise (cuadraditos pequeños) y a la zanahoria le hago un corte a lo largo y ya corto a trozos no muy gruesos.

3.  Añadimos el caldo de carne (pastilla de caldo disuelta en 1,5L de agua hirviendo), las patatas, el hueso de jamón y la ternera. Dejaremos hirviendo alrededor de 45 minutos. Esto es según vayamos viendo que la verdura está ya cocinada.

La patata la corto por la mitad pero cuando la cortéis, no llegad hasta el final y “rompedla” para que suelte el almidón y así quede más espesito. El hueso de jamón yo lo compro ya cortado en trozos en el supermercado y no son muy grandes, simplemente un trozo.

4.  En el último momento, rectificamos de sal y añadiremos el tomillo. Como a mi me gusta que quede espesito y no muy caldoso, un poco antes de que se termine, lo que hago es que trituro un poco de verduras con algo de caldo. Las vuelvo a echar al guiso y  lo dejo unos 10 minutos haciendo chup chup y listo!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*