Hablemos de pan, el horneado

Sois muchos los que me preguntáis sobre como se debe de hornear el pan porque no siempre os salen panes perfectos y bonitos. El arte del pan casero es eso mismo, un arte pero con algunos truquillos, conseguiremos dominarlos.

Yo no soy una experta y sinceramente, hay veces que también cometo errores y no salen los panes tan bonitos como quisiera, otras veces, cuando aplico todos los consejos que os voy a dar, salen panes tan espectaculares como el que veis en la foto. Y no hay mucho misterio, solo hay que seguir unas pautas, que si nos las saltamos, pues el resultado no es el maravilloso que esperamos aunque al final el pan sea “comible”

¿Te animas con el pan casero? Pues toma nota de los consejos

Hablemos de pan, el horneado

 

Hablemos de pan, el horneado
Author: 
Recipe type: Recetas con el horno
Serves: 1 kg
 
Ingredients
  • Receta de pan básico pero los pasos los podemos aplicar a cualquier receta
  • 500 gr de harina
  • 300 gr de agua
  • 20 gr de levadura
  • 10 gr de sal
Instructions
  1. El amasado: El amasado es la primera parte importante, si la masa no está perfecta, el pan no va a salir perfecto. La masa debe de estar equilibrada entre agua y harina. No debe de quedar ni demasiado blanda ( se nos extendería en el horno ) ni demasiado dura ( quedará como un masacote) El amasado se puede hacer con robot, accesorio gancho amasador, a mano, en panificadora o en Thermomix. Tu eliges el que quieras. No todas las harinas admiten la misma cantidad de agua así que ojo, la masa debe de quedar bien ligada y sin que se nos quede pegada a las manos cuando la tocamos que será porque necesita un poco más de harina y habrá que agregarla poco a poco, pero tampoco debe de quedar dura , señal que necesita un poco más de agua. Una vez que la masa ha ligado bien y está perfecta, toca pasar al siguiente paso.
  2. El primer levado: Este primer levado es muy importante porque es donde el gluten se va a desarrollar y será sinónimo de un pan tierno y esponjoso. El levado ronda la hora pero si nuestra cocina es fría, puede tardar un poco más. Hay que dejar levar siempre hasta que doble el volumen.
  3. Segundo amasado: Un amasado corto donde solo vamos a quitar el aire que ha cogido la masa cuando ha estado levando y que tras quitar ese aire, daremos forma al pan. Podemos dar forma y colocar el pan sobre la bandeja del horno directamente o el método que yo prefiero que es poner la masa boca abajo, es decir con el culo hacia arriba, dentro de un banetone o dentro de una cesta cubierta por un paño que nos hará de molde. El culo hacia arriba y bien sellado para que el doblez no se abra.
  4. El segundo levado. Una vez que tenemos la masa del pan con la forma que queremos, toca un segundo levado y de igual manera, tiene que doblar el volumen inicial. Sobre una hora es lo normal pero cuando hace frío, tarda más y cuando hace calor, tarda menos. Si nos pasamos de levado, la masa se sobre fermentará y quedará un pan con un sabor más ácido.
  5. El horneado: El horno debe de estar muy caliente. Si metemos la masa con el horno frío, la masa no crecerá y no greñará de manera correcta. Así que el horno muy caliente, si vamos a hornear con piedra, la piedra debe de estar dentro del horno para que esté a su máxima temperatura. Si no tenemos piedra, calentaremos la bandeja del horno. Si hemos levado el pan en cestillo, será muy fácil volcar la masa sobre la piedra o la bandeja caliente, solo hay que dar la vuelta al pan. Si no hemos usado cestillo, deberíamos de tener el pan dormado sobre un papel vegetal que trasladaremos con cuidado a la piedra o bandeja. Una vez que tenemos el pan dentro del horno, solo queda dar un corte con un cortado de pan o cuchillo y pulverizar con agua.
  6. Durante el horneado. Para que el pan quede bonito y bien greñado, los primero 15 minutos le vamos a dar calor abajo, para que toda la temperatura vaya de abajo hacia arriba y suba el pan, greñando en condiciones. Pasado los 15 primeros minutos ya podemos encender la parte de arriba y bajaremos 20 grados de temperatura del horno, esto se hace para que no se haga el pan por fuera antes de que se haga por dentro. Con esa temperatura lo tendremos 10 minutos más y volvemos a bajar 20 grados. Ya solo toca esperar otros 10 minutos que pueden ser algunos más si nos gusta el pan más cocido. Durante todo el horneado, tenemos que pulverizar el horno con agua para crear el efecto vapor que nos dará un pan con la corteza brillante. Si nos sale el pan con aspecto mate es porque no hemos creado suficiente vapor.
  7. El enfriado. Hay que enfriar sobre rejilla para que el aire circule al rededor del pan y no se nos quede la base del pan húmeda.
  8. Sencillos pasos que hay que hacer siempre. Si algunos de los pasos no lo hacemos como es debido, el resultado no será el esperado.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: