La cobertura de chocolate

La cobertura de chocolate es algo que a muchos de ustedes os trae por la calle de la amargura y sois muchos los que me preguntáis cómo hacerla.

Hay muchas maneras de hacer coberturas de chocolate, todo va a depender de para qué la queremos. La más usada es aquella cobertura de chocolate que queda tierna pero que se “seca” y queda adherida al pastel o tarta de manera que si la tocamos, no nos manchamos pero a su vez, al cortarla, no se rompe el chocolate porque queda una cobertura tierna.

Pues esa cobertura sencillas, con un aspecto brillante, fácil de cortar y que no nos manche si la tocamos, es una cobertura muy sencilla de hacer y encima muy fácil de elaborar.

Lo que tenemos que tener muy claro es que la mejor manera de fundir un chocolate siempre será al baño maría. Ya sabéis, un recipiente lleno de agua hirviendo donde metemos el recipiente con el chocolate, por lo tanto, el recipiente del agua debe de ser siempre más ancho que el recipiente donde está el chocolate para fundir.

El toque brillante se lo proporciona la mantequilla, nada de margarinas, sino mantequilla.

Dicho todo esto, hablemos de cantidades que es lo que a todos nos debe de quedar muy claro, las proporciones que tenemos que poner de chocolate, nata y mantequilla.

La cobertura de chocolate

 

La cobertura de chocolate
Author: 
Recipe type: Cobertura de chocolate
Serves: -
 
Ingredients
  • 200 gr de chocolate para fundir
  • 100 gr de nata de montar
  • 25 gr de mantequilla
  • 1 pizca pequeña de sal
Instructions
  1. En un recipiente al baño maría ponemos el chocolate bien troceado. A más pequeño los trozos, más pronto fundirá y menos tiempo lo tendremos al calor del fuego.
  2. Agregamos la nata y la mantequilla.
  3. Removemos constantemente hasta que veamos que el chocolate se ha fundido y todos los ingredientes están bien integrados.
  4. Esa es la cobertura, ya lista para cubrir pasteles, cubrir tartas etc.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: