Categoría Cocinar con horno

Hojaldre relleno de pollo, queso, jamón curado y bacon

Hoy traemos unos hojaldres rellenos de pollo, queso, jamón curado y bacon. Unos cuadrados de hojaldres rellenos muy jugosos, muy ricos de comer y muy sencillos de preparar. Un bocado jugoso y apetecible. Perfecto para hacer cuadrados individuales o cuadraditos pequeños a modo de bocadito. Si quieres, también puedes hacer la versión grande usando dos láminas de hojaldre, una para arriba y otra para abajo, y luego trocear en cuadraditos.

Continúa leyendo

Vídeo-receta: pastel de berenjenas con pollo y mozzarella

Hoy os traigo una sencilla vídeo receta que ha gustado mucho en casa. Un pastel salado de berenjenas con pechugas de pollo, lonchas de mozzarella y salsa de tomate casero. Un pastel muy rico, muy jugoso  y sobre todo muy sencillo de hacer. Un pastel que terminaremos en el horno y así nos queda una capa crujiente por encima. La salsa de tomate casera la hicimos en la Cuisine pero

Continúa leyendo

Bizcocho borracho con nata montada y pipas de calabaza

La receta de hoy es de bizcochos individuales, emborrachados con un almíbar de naranja, cubierto de nata montada y pipas de calabaza. Para darle un toque bonito, unos hilos de caramelo pero podemos poner también chocolate. Un postre o un bizcocho perfecto para la merienda. Una verdadera delicia que podemos hacer en formato grande y trocear, o como yo he montado, en cazuelas de barro individuales y así cada uno

Continúa leyendo

Vídeo-receta: pastel de coliflores con camembert sobre hojaldre

El pastel salado es una opción bastante buena para cenar. Muy sencillo de elaborar y solo tenemos que añadiendo capas de ingredientes que tengamos en casa o que más nos guste. El pastel que os traigo hoy es muy sencillo y con un resultado bastante rico. Coliflores cocidas que pondremos en una base de hojaldre y que añadimos capas de queso, de camembert, de jamón cocido, huevos y nueces. Una

Continúa leyendo

Contramuslos de pollo con patatas y espárragos

Los cuartos traseros de pollo es de las parte del pollo más perfectas para hacerlas en el horno. Son perfectos para poner uno por comensal y a la hora de servir, es muy sencillo repartir una unidad por persona. Su carne es perfecta para asar porque no queda tan seca como la parte de las pechugas, queda jugosa y su piel crujiente tras el horneado. Tiene mucho más sabor que

Continúa leyendo