Caracoles con chorizo

Unas de las tapas / aperitivo que nos podemos encontrar con mucha frecuencia en bares. Es típico comerlos en invierno, bien calentitos. Pero también en muchos pueblos que celebran sus fiestas y ferias en primavera, es tradicional de consumir caracoles.

Los que traemos hoy, son muy fáciles de preparar y están hechos con caracoles congelados, que son criados para la venta y nos los ofrecen ya limpios de babas. Esto hace que nos ahorremos el engorroso proceso de purgarlos con harina, los lavados con vinagre, etc. Están hechos en olla exprés tradicional, con lo cual, el tiempo de cocción es muy rápido. Y lo que sí hay que tener en cuenta, es dejarlo en reposo al menos 24h.

Los ingredientes para hacer una bolsa de caracoles congelados de 1kg, que nos dará para 6 personas aproximadamente, son los siguientes:

– Caracoles ¡¡cómo no!!

– Chorizo de ristra, de los que venden en carnicerías (el tipo “picante” le da un gusto muy rico)

– Sofrito (tomate, cebolla, pimiento, unos ajos, si se quiere se puede añadir un poco de puerro)

– Aceite de oliva virgen extra si es posible. Y si es el verdial de mi #Axarquia, exquisito.

– Especias para caracoles (suelen vender un frasco ya listo para usar en los súper) y cayena.

– Sal y se quiere, pastilla de caldo o mejor aún, caldo de carne.

– Agua y vasito de vino blanco o cerveza.

– Pimentón (dulce o picante… a elegir)

 

Preparación:

– Pasar los caracoles por el grifo y sumergirlos en una olla con bastante agua. Darles el hervor y tirar esa agua. Dejamos escurriendo los caracoles.

– Yo utilizo la olla exprés y en la misma olla, añado aceite de oliva y preparo el sofrito con toda la verdura. Una vez están rehogadas, las paso por la batidora para que no se note ningún tropezón y reservo.

– Pongo los caracoles en la olla, añado la cerveza o el vino blanco, las especias, agua o caldo, sal y el sofrito batido. Dejo el chorizo entero en ristra (para que no se deshaga en la cocción) y lo pongo a hervir.

– Tapo la olla y cuento 30mnts desde que la válvula gira o suelta vapor, guisándose a fuego medio (mi cocina tiene del 1 al 6 y los pongo en el 3).

– Cuando la olla ha perdido presión, abro y compruebo que los caracoles estén tiernos, rectifico de sal si hiciera falta. Si noto que la salsa está demasiado ligera, aparto el chorizo (que voy cortando a rodajas) y los caracoles y a fuego fuerte, dejo reducir la salsa, pero cuidado que tiene que quedar suficiente salsa para que cubran bien los caracoles.

 

Este es un plato que, sobre todo, hay que dejar hecho con antelación. Si los quiero comer un domingo, los dejo preparados el viernes. La carne del caracol es muy insípida y necesita que se le ayude con especias y tenerlo en su salsa para que tengan mejor gusto. Es mejor rectificar de sal o picante en el momento de servir, ya que, con el reposo en la salsa, puede subirle ese punto de sazón que nos puede parecer que les falta recién cocinados.

 

 

Caracoles con chorizo

Caracoles con chorizo

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*