Gambones al Tío Pepe

Esta receta es para chuparse los dedos (y nunca mejor dicho). Se hace muy rápido y es ideal para darse un homenaje con la familia o amigos. Se hace en apenas 10 minutos de horno, más lo que tardemos en la preparación, que pueden ser otros 10 minutos más como mucho. Si os gusta el picante, podéis darle un toque porque le va muy a estos ricos gambones. Podéis picar muy fino un par de cayenas, o bien, hay molinillos de cayena que solamente es girar y cae molida en un fino polvo (igual que la pimienta). Y podemos utilizar gambones frescos o congelados, lo único que si son congelados, recordad que debéis tener la precaución de dejar que se descongelen sobre un escurridor en la nevera con antelación.

A mí me gusta dejar los gambones muy naturales, sin excederme en el horno. Pero si os gusta un poco más hecho, tan sólo tenéis que quitar el papel de aluminio pasados los 10 minutos de horno que os recomiendo, y dejar un par de minutos más al descubierto. Cogerán un color más tostado y estarán más hechas. Pero os digo: va al gusto de cada uno. Ya veréis la salsa tan rica que nos deja el Vino DO Jerez “Tío Pepe” y el excepcional aceite de oliva virgen extra de Mondrón, con todo su #SaboraMalaga.
Coged un buen pan con miga para mojar en la salsa, que merece la pena.
Así que ya sabéis: lavad las manos y coged el delantal, que el horno ya está encendido. ¡A la cocina!
Ingredientes para 4 personas:

– 500 gramos de gambones grandes o salvajes.

– Sal gorda.

– Ajos y perejil fresco al gusto.

– Vino de Jerez Tío Pepe.

– Aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

– Encender el  horno a temperatura alta.

– Quitar a los gambones la cáscara del cuerpo, dejándolos sólo con la cabeza y cáscara que protege la cola. Si pudiéramos, con una puntilla, quitar por el dorso la tira negra de las tripas, que suele ser terrosa y desagradable en la boca.

– Disponer los gambones en una fuente de servir que sea apta para el horno (será más cómodo luego de llevar a la mesa). Salar ligeramente con sal gorda (recordad que tienen su propia sal). Pelad unos ajos y repartidlos en trozos grandes sobre los gambones. Los ajos no les darán tiempo a cocinarse, pero dejarán su sabor y olor a los gambones. Repartid también unas hojas de perejil fresco sobre los gambones.

– Rociar todo con aceite de oliva virgen extra y Tío Pepe. Sed generosos porque esto se convertirá en esa salsa tan rica que os comentaba antes.

– Tapar la fuente con papel de aluminio y meter en el horno, a 200ºC durante 10 minutos. Pasado este tiempo, si os gustan poco hechos, están listos para servir. Si os gustan más horneados, dejad la fuente sin el papel un par de minutos más. ¡¡Buen provecho!!

Un primer plano de estos ricos gambones listos para comer.

GAMBONES TIO PEPE

 

Nuestros gambones antes de recibir el baño de AOVE y Tío Pepe.

 

33

 

Así de abrigados entran al infierno del horno nuestros gambones.

 

55

 

La rica salsa que sueltan nuestros gambones,

y que una vez colocados en la fuente de servir,

rociamos sobre ellos.

 

salsa1

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*