Goulash de ternera con spätzle

Hoy toca, ¡Goulash de ternera con spätzle!

Esta receta me hace especial ilusión compartirla, estuve preparándola hace unos días. Es uno de mis platos favoritos.

No hay muchas fotos porque me estoy planteando meter a una persona interna en casa a que me haga las fotos mientras cocino, en plan papparazzi, ya que empiezo a sentirme malabarista en algunas situaciones de intentar detallar cosas que a mí me gustaría que me mostrasen.
De palabra todo es muy fácil pero siempre echo de menos que me expliquen bien la consistencia que tiene que tener una masa o la textura de una salsa.
Lo que no he podido detallar, os lo intentaré explicar con palabras de la manera más normal posible.

Antes de nada, recomiendo hacer el Goulash el día anterior y el spätzle en el momento.
También advierto que es mi receta, a mi manera y españolizada, seguramente en otros sitios os recomienden especias más difíciles de adquirir en España, ya que es un plato Húngaro. A mí así me gusta y me vale.

23753453853_78d2655ab5_z


Ingredientes para el Goulash dos personas

– 1/2 kg de ternera para estofar en dados
– 1 cebolleta mediana
– 1/2 pimiento verde
– 1/2 pimiento rojo
– 3 tomates maduros rallados
– 1 diente de ajo
– 1 cucharadita de comino
– 1 cucharada sopera de 1/4 de pimentón picante y 3/4 de pimentón dulce.
– 1/2 botella de vino tinto
– Sal
– Pimienta
– Aceite de oliva virgen extra
– 2 cucharadas de nata liquida
– Perejil fresco


Preparación del Goulash

Lo primero que haremos será limpiar la carne de grasa, ternillas y huesecillos. En mi caso, en la Carnicería Gloria, me dieron una pieza de ternera muy tierna, totalmente limpia y lista para cortar en daditos. Eso es genial porque tardé solo 5 minutos de olla a presión en cocinarla. Muy contenta, la verdad.

Ahora, salpimentamos los daditos y los enharinamos. En una sartén con un dedo de aceite, freímos los dados y cuando estén dorados, los retiramos a la olla.

24272052612_ccb68151cc_z

En esa misma sartén, pochamos la cebolla y el ajo que previamente hemos cortado en brunoise. Siempre en este punto recomiendo echar sal, para que la cebolla sude.
Cuando esta esté pochada, echamos la cucharada de pimentón (dulce + picante) y rápidamente apartamos la sartén y revolvemos con cuidado de que no se queme el pimentón, que es de las peores cosas que te pueden pasar en esta vida, jaja.
A continuación, echamos el tomate rallado y cuando esto reduzca, echamos la cucharada de cominos, sal pimentamos y rectificamos lo que sea necesario.

Esta salsa, ahora tiene que ir a la olla con la carne. Le damos unos meneos y echamos el pimiento cortado en cuadraditos hermosos, sin mucha preocupación.

Es el momento de cubrir de vino, evaporar el alcohol y cerrar la olla.

Como ya he dicho, en mi caso solo necesité 5 o 10 min de olla a presión, pero si la carne está dura, harán falta más-

Cuando la carne esté en su punto, reducimos la salsa en la olla destapada, hasta que esté a nuestro gusto.

Finalmente, a la hora de emplatarlo, espolvoreamos perejil fresco picado por encima y un chorrín de nata liquida.



Ingredientes para el spätzle para dos personas
– 1 huevo
– 100 gr de harina
– 10 gr de mantequilla derretida
– 10 dl de agua
– Sal


Preparación del spätzle

Ponemos en un bol la harina, la sal, la mantequilla, los huevos y lo batimos con las varillas. Sin dejar de batir, vamos incorporando el agua, hasta que se haya absorbido.
Lo dejamos reposar un ratillo. Adjunto foto de la textura de esta masa. La foto es mala, pero no pude contorsionarme más.

24380271975_49975c0db9_z

De mientras, ponemos a hervir una cazuela con agua y sal.
Ahora viene la parte complicada y hay varios métodos. Os cuento el mío.
Utilizando el típico colador de pasta que viene de accesorio con la cazuela, echamos ahí la masa y con una espátula le damos meneos. Por los agujeros irán cayendo trocitos de masa. Yo he utlizado esto y me han quedado muy chiquitucos, pero hay un utensilio que es especial para esto o podría bastarnos con agujerear con un taladro una tapa de plástico. Cada cual a su gusto. Yo tenía esto y aproveché.

Cuando suban a la superficie, los recogemos con una espumadera, los damos un remojo en agua fría para cortar la cocción y los ponemos en una fuente con un poco de mantequilla, removiendo para que se mezclen con ella.
¡Y listos para acompañar al goulash!

También se puede acompañar de arroz o lo que quieras, eso ya al gusto o si no te apetece hacer el rollo del sprätzle, pues también.

¡Si hacéis la receta, no dudéis en compartirlo conmigo, que me hará mucha ilusión!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*