Tacos de cochinita pibil

¡Buenas tardes!

Será Blue Monday pero yo estoy más contenta de lo habitual, por lo laboral y lo personal así que he pensado que aunque tenga mil cosas pendientes de subir, os voy a contar la receta de ¡mi platillo de comida mejicana favorito en el mundo, por encima de todos!
Ante todo quiero mostrar mi respeto hacía los cocineros mejicanos, porque puede que mi receta no sea la más tradicional posible… pero, a mi manera, es la forma más rica que he encontrado de cocinarlo en casa.

La cochinita pibil es un guiso típico de la región yucateca. Se realiza con carne de cerdo (cochino) adobada en achiote y envuelto en hojas de plátano. Aunque también se realiza con venado, faisán o jabalí. En mi caso, las hojas de plátano las sustituyo por papel de aluminio, pero hoy en día no es muy dificil de conseguir. El achiote si que me costó un montón conseguirlo, lo tuve que comprar por Internet, pero probablemente en ciudades más cosmopolitas, no tengáis ningún problema. Es baratísimo, pero madre mía, que búsqueda más exhaustiva me trajo…
En su origen, además, se realizaba en horno de tierra y muy probablemente así se siga haciendo en su lugar de origen, pero a falta de eso, nosotros podemos utilizar nuestro horno, no pasa nada. De hecho, el término “pibil”, proviene de  pib, que en lengua maya significa ” horneado en”. Según la descripción, la carne preparada y envuelta se cuece al calor de las brasas en un hoyo de tierra usado a manera de horno, su base se llena de leña y sobre esta se colocan planchas de piedra que se calentarán, sobre las piedras se coloca la carne ya condimentada y cubierta con hojas para evitar la fuga de calor y vaporización de líquidos. Finalmente se tapa, encerrando así todo el calor del horno

Bueno, ahora que ya sabemos un poco más acerca de este guiso, vamos a lo nuestro, que es saber como se hace para poder zampárnoslo bien a gusto siempre que nos apetezca.

Por cierto y muy importante: los tiempos de marinado que os voy a contar, pueden ser de tres horas, pero siempre será mucho mejor si dejáis marinando un día y al siguiente lo cocinais.

24382071641_5e3f650da6_z

24382068531_ffe235fa15_z


Ingredientes

  • 2 solomillos de cerdo (mi teoría es que dado el tiempo que lleva, sale más rentable tanto en tiempo como económicamente, hacer de mucha en mucha cantidad)
  • 2 cebollas moradas1 c/p de chile habanero pequeño (u otro chile en su defecto), 1 c/s de zumo de lima, 120 gramos de achiote, c/n de orégano, c/n de comino, 6 c/s de zumo de naranja, 2 c/s de vinagre de vino blanco, 4-6 c/s de aceite de oliva virgen extra, pimienta negra, sal, tortillas de maíz.
  • 1 chile habanero o lo más aprecido que encontréis
  • 2 cucharadas de zumo de lima
  • 1 vaso de zumo de naranja amarga (en su defecto naranja+limón)
  • 150 gr de achiote (insustituible por nada)
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada de comino
  • 1 chorro de vinagre
  • 1/2 vaso de aceite
  • Pimenta
  • Sal
  • Tortillas de maíz (mil veces mejor que de trigo)

Elaboración

24464510535_a9f1601ff2_z

Limpiamos el solomillo, lo salpimentamos y pinchamos para que luego al cocerse el sabor se impregne mejor. Aquí la carne es la base de todo; no es imprescindible que sea solomillo, puede ser pata o cabeza de lomo, pero yo no me pude resistir a este solomillo de la Charcuteria Gloria , que le vamos a hacer, jeje.

24169295510_84c0cca9da_z

(Fotito de mi nuevo cuchillo que me tiene enamorada por lo bien que corta)

Cortamos un cebolla morada en juliana. No hace falta que sea pequeña ni grande, como cuadre. Cogemos el triturador de la batidora y en él mezclamos lo que va a ser el adobo: zumo de naranja, orégano, comino, achiote, vinagre y aceite de oliva. Le damos candela y listo.

24438688986_f626f133c1_z

Forramos la bandeja del horno con papel de aluminio, de tal manera que nos siga sobrando para taparlo todo y cerrarlo bien, rollo papillote.

24097095749_7834e28b9c_z

Metemos los solomillos y sobre estos vertemos el adobo y la cebolla en juliana, embadurnando bien todo. Tapamos y cerramos bien.

24169288800_2842152e77_z

Lo suyo sería que lo dejásemos marinando durante un día entero, pero si son menos horas, tampoco se cae el mundo.

Por otro lado, picamos la otra cebolla en cuadraditos muy chiquititos (mirepoix), también el chile (quitando las semillas para después no flipar) t lo ponemos a marinar en el zumo de lima con un poquito de sal. Pasado un día de marinado o unas cuantas horas, tendrá este aspecto:

24356198062_106acfaa93_z

Al día siguiente, sacamos la bandeja de la nevera y precalentamos el horno 10 minutos a  200ºC con ventilador y calor arriba y abajo. Metemos el solomillo en el horno y en este caso me llevó casi dos horas, todo depende del grosor, dureza y cantidad de carne.

24356201972_4f6f64f6fe_z

Cuando la carne esté cocida, notaremos que se separa en tiras con facilidad (desmechar). Se puede hacer con las manos (cuando esté templado), rascando con un tenedor o con ayuda de un cuchillo. Nos sobrará salsa pero así queda más jugosilla la carne.

¿Qué más os cuento? ¡Ah, sí! ¡Ya está listo pero queda enmplatar!
Tostamos un poco las tortillas en la sartén, las doblamos a la mitad, posamos encima el guiso de cochinita, sobre este una cucharada de la cebolla marinada y cilantro picado.
¿Y ahora qué?
¡A morder, que está que flipas de rico!

24464504435_04239836f5_z

 

Espero que os haya gustado esta receta, a mi me alucina. ¡Feliz noche, cenad rico y soñad bonito!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*