Hamburguesa de buey con pisto de setas portobello, manzana caramelizada y algas Wakame

¡Buenas tardes!

¡Por fin acabó esta semana interminable y de tiempo regulero! Todo un finde por delante para hacer las miles de cosas que tengo pendientes, chachiii!!! Aunque al final me faltarán horas como siempre, por supuesto, jeje.

Como estoy de muy buen humor, os traigo una sugerencia de plato principal para las patatas asadas que subí hace un tiempo. Es una receta de las que yo digo que no es ni receta, pero tomárosla a modo de sugerencia rápida ;).

¡Vamos con ese hamburguesote!

21769962103_b25f65dbfb_z

22297419212_44a7139520_z


Ingredientes

  • Una hamburguesa de buey
  • Un pan de hamburguesa
  • Queso rallado
  • Algas Wakame deshidratadas (las venden en Aldi)
  • Dos rodajas de manzana
  • 2 setas Portobello
  • 1/2 tomate de Cantabria muy maduro
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • Una pizca de mantequilla
  • Parmesano rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de OVE

Elaboración

Antes de nada, si las algas están deshidratadas, las dejamos 10 minutos a remojo. Pasado este tiempo, las cocemos 5 minutos desde que el agua empiece a hervir.

22203857949_c29e0d9a9c_z

Para empezar, derretimos una pizca de mantequilla para engrasar una sartén y sobre esta posamos las dos rodajas de manzana. Dejamos que se vayan haciendo a fuego lento. Mientras tanto, con una pizca de aceite, pochamos las setas cortadas en rodajas. Cuando casi estén añadimos el tomate, salpimentamos y vamos haciendo una especie de pisto. Cuando esté listo, reservamos.

22390695285_e94e637525_z

En este momento, la manzana ya estará blandita blandita así que añadimos una cucharadita de azúcar y apartamos rápidamente del fuego. Si tuviesemos un soplete, le damos gas para que quede una capa crujiente (ummm).

Si os véis con ganas, cogéis un panecillo tipo bollito y lo meteís un momentín al horno para gratinar queso por encima. Es el mejor lugar en el que me encaja el queso en esta situación. Queda excelente, la verdad.

22202969128_022ab3dbac_z

Finalmente, solo quedaría encender la plancha, pintar la carne con aceite y dejarla en el punto que os parezca, a gusto del consumidor. Es mucho mejor pintarla con un pincel de cocina que echar el aceite en la plancha, lo aprendí hace años, ;) .

Para montar la hamburguesa, colocamos la carne, sobre esta la manzana, encima el pisto, las algas, espolvoreamos una migaja de parmesano y tapamos. Y nada, ¡qué ya está! ¡No tengo que escribir más! Ahora solo toca fregar y disfrutar.

22123033858_a50b2b5f1d_z
¡Buen provecho!

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*