Rollitos vietnamitas de curry rojo de confit de pato

¡Buenas tardes, foodies!

Hoy os traigo un plato muy asiático para empezar la semana con originalidad :P

26032038061_de363b009e_z

¿Qué tal va el Lunes? Por aquí cuesta arriba que el finde ha sido movidito… ¡y tengo pruebas gráficas! Aquí estoy yo, motivada de mi, haciendo hambre para comerme un bocadillo de tortilla de más de media barra de pan, subiendo y bajando 700 escalones ni más ni menos en Monte Buciero, Santoña. Es una paliza, pero merece mucho la pena y además como colofón final, podéis ir a comprar  anchoas y el bonito, que si os gustan, ESTE es el lugar exacto e idóneo donde comprar las mejores y las originales, jijijiji.

25629424724_1102b9549f_z

Bueno, ¡allá vamos!


Ingredientes

  • Un confit de pato
  • 2 cucharadas colmadas de pasta de curry rojo
  • 4 hojas de lima
  • 2 cucharadas de salsa de pescado tailandesa
  • Un puñado de judías bobby
  • Un cuarto de calabacín
  • Un bote de leche de coco
  • 7 u 8 tomates cherry
  • Un puñado de uvas
  • Un poco de cilantro fresco
  • Papel de arroz
  • Aceite de oliva
  • Salsa agridulce tailandesa

Elaboración

Para empezar, la mejor opción es comprar un confit de pato de los que venden en sitios como Lidl o Aldi. No requiere más que seguir las instrucciones y confitarlo al baño María con el envase mis que trae por defecto. De no ser así, yo lo hubiese envasado al vacio y cocinado a baja temperatura. Pero tampoco hace falta complicarse la vida cuando nos lo dan medio hecho. Una vez cocinado, lo deshuesamos, limpiamos de grasa, desmenuzamos y reservamos.

25470103273_510385fd28_z

A continuación, nos ponemos con el curry rojo. En una sartén con una cucharada de aceite calentamos la pasta de curry rojo junto con unas hojas de lima. Acto seguido, añadimos la leche de coco e integramos todo bien. Sobre esta salsa, añadimos las verduras picadas como cuadre, sin preocupación. Cocinamos tapado a fuego medio durante unos 20 minutos.

26046775956_2375b2ba9a_z

Cuando la salsa ya esté casi terminada, añadimos el pato (no antes, que se nos pasa).

25799845210_522e130644_z

Finalmente añadimos el tomate, las uvas partidos por la mitad y espolvoreamos un poco de cilantro picado. Seguimos cocinando otros 10 minutos y ¡chachi, ya tenemos el curry listo!

Tal como está, se podría comer, acompañado de arroz, pan naan o lo que más te apetezca. Pero yo prefería meterlos en unos rollitos vietnamitas de papel de arroz y mojarlos en salsa agridulce tailandesa, que me hacía más gracia.

25799840790_213807d69f_z

Solo necesitamos dos cosas: papel de arroz y agua para humedecerlo. Posamos el papel y con un pincel o con las manos, lo humedecemos con agua hasta que esté blandito pero sin pasarnos porque la salsa lo va a humedecer más y, además, hay que tener cuidado de que no se pegue a la tabla. Añadimos dos cucharadas del curry.

25802570950_36eebbd6ec_z

Doblamos por un lado, luego el de enfrente y enrollamos hasta que nos quede un paquetito como este:

25495777243_d209c0bdde_z

Yo por hacer experimentos, hice mitad con masa brick y mitad con papel de arroz, así que tenéis via libre para hacerlo con la masa que más os apetezca.
Horneamos a media altura calor arriba y abajo hasta que queden doraditos.

26032038061_de363b009e_z

Para terminar, solo nos queda mojar en la salsa, hincarle el diente y ¡disfrutar!

26005859832_531785e17c_z

 

¡Venga a por esa semana!

 

2 comentarios sobre:
“Rollitos vietnamitas de curry rojo de confit de pato”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*