Picantón en salsa con patatas confitadas en aceite de romero

¡Buenas y lluviosas tardes en el norte!

Hoy, os traigo esta receta, que es un clasicazo de los ricos ricos. El otro día me gustó tanto que donde pensaba que iba a haber sobras (y ya tenía pensado que hacer con ellas), no hubo, porque repetí y repetí, hasta que no quedó nada.

Estoy hablando de un picantón en salsa con patatas confitadas en aceite de romero. Me gustan mucho estos pollos chiquitines porque son muy jugosos y, sobre todo, son más recomendables cuando cocinas para una persona.

Vamos allá con la receta…

26220451441_7a3b7816ef_z

26013843650_2199033e2f_z


Ingredientes

  • 1 picantón sin despiezar
  • 1 cebolleta fresca
  • 1 pimiento rojo
  • 2 tomates
  • 1 chorro de cognac
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 taza de caldo de ave
  • 3 patatas
  • Romero
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

En primer lugar, vamos a partir la cebolla y el pimiento de cualquier manera, porque una vez que tengamos el sofrito, lo vamos a dejar más fino con la batidora. Primero, con un chorro de aceite, pochamos la cebolla y cuando esta coja color, añadimos el pimiento. Salamos y dejamos pochar y sudar a fuego medio. Cuando tenga buen color y este blandito, añadimos los tomates y dejamos que chop chop se vaya evaporando su propio agua.

26220453161_bb6075a4b0_z

Ahora, añadimos un chorro de cognac y dejamos que se evapora el alhocol. Cuando esto ocurra, añadimos una cucharadita de pimentón, apartamos del fuego, mezclamos y lo devolvemos al fuego añadiendo una taza de caldo de ave.  Para que quede más sabroso, yo lo que hice es dejarlo cocinarse durante media hora o un poco más a fuego lento; es una forma de que el sofrito coja más sabor y consistencia.

rsz_126194278742_c0b432764a_z

Una vez tengamos el sofrito terminado, untamos el picantón en aceite y lo salpimentamos. Esto es importante para que la piel coja color y se dore en condiciones. Además, metemos en su interior algún limón o lo que tengamos. A mi me apeteció meterle un cuarto de naranja de vino.

26260770446_6d4da9c37d_z

Lo vamos a asar durante 30 minutos a 200 grados. En un principio, lo habitual, sería poner el picantón encima del sofrito, pero esto le aporta una humedad que no me gusta nada de nada y el picantón se nos quedaría blandengue. Así, que apañando lo que tenemos en casa, lo que hice fue depositar el sofrito en la bandeja del horno y encima la rejilla con el picantón sobre esta y lo coloqué a media altura. De esta manera lo que conseguimos es el que picantón vaya soltando su jugo sobre el sofrito y esto le da un sabor espectacular.

26286715175_dddc619078_z

26260773666_3145a2734f_z

Antes de que el picantón termine de asarse, para ir adelantando trabajo, en una cazuelita añadimos aceite y unas hojas de romeros fresco. En su defecto, nos vale romero en especia. Pelamos y partimos unas patatas; y cuando esté el aceite a 80 grados, las añadimos. Si no tenéis termómetro, esto es cuando puedes tocar el aceite y te da mucho calor pero no llegas a quemarte. Las vamos a dejar ahí confitándose unos 10 y 15 minutos, que va a ser lo que tardemos en hacer lo que queda.

 

26194284562_d68dca7a07_z

picantón ! mmmm)  y lo volcamos en una sauté (esto es una sartén pero un poco más alta; términos repipis que me voy aprendiendo). Trinchamos el picantón separando alas, muslos y pechuga. Lo añadimos a la salsa y le pegamos unos meneos con un par de hervores para que se mezcle todo bien.

Antes de emplatar el picantón , marcamos a la plancha la patata que previamente hemos confitado en aceite y romero. Cuando estén doraditas y crujientes por fuera, están listas para emplatarse con el picantón .

¡Espero que os haya gustado!

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*