Patatucas con cebolla, parmesano y orégano

¡Buenas tardes, foodies!

El otro día os contaba en mi página de Facebook , me encanta dejar la guarnición para el final porque a veces es lo más rico, ¡sobre todo en este caso! O este, o este otro ,  o este que ya ni te cuento… jijiji

Así que vamos allá, no os va a llevar más de 10 minutos…

25827777983_1cd28f658a_z


 Ingredientes

  • Patatas de piel roja (o la patata que quieras, tampoco es imprescindible)
  • Cebolla roja
  • Parmesano
  • Orégano
  • Mantequilla
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración

Empezamos lavando bien las patatas porque el toque guay se lo da la piel así que las vamos a lavar hasta que no quede nada de tierra. Las cortamos en mitades y estas mitades en mitades hasta que nos queden triangulitos, Por eso está genial que sean chiquitucas, que además así tardan menos en hacerse.
26157769660_143ffd1611_z

En una sartén apta para horno (para no manchar más cacharros) con una cantidad bien de mantequilla (le da mucho sabor), pochamos la cebolla cortada con una pizca de sal en tiras muy muy finitas.

26364422321_88d08ba4ac_z

Cuando esté transparente, añadimos las patatas y salpimentamos.

25825756304_cbae4d4781_z

Cuando estén doraditas en su gran mayoría, espolvoreamos orégano. En mi caso era un regalazo que me trajo una buena amiga del monte y os puedo asegurar, que no tiene nada que ver con el común de supermercado.

Finalmente, rallamos una cantidad abundante de parmesano por encima de todo.

26430593505_b3feaf0a67_z

Gratinamos en el horno con calor arriba y abajo unos minutos hasta que el queso esté en su punto y, mientras tanto, las patatas habrán terminado de cocinarse. ¡Y a disfrutar!

25827777983_1cd28f658a_z

 

¡Feliz Miércoles!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*