Road trip California: In-N-Out

Hoy nos alejamos unas ‘cuantas millas de ná’ de Madrid para hablaros de nuestras crónicas carnívoras por la Costa Oeste estadounidense. Este verano fuimos a California y entre nuestra ruta turística figuraba un tour por las cadenas ‘fast food’ más famosas de los States. De esta manera, pudimos comprobar porqué los americanos están tan ‘hermosos’ (los ‘XXL’ que les llamábamos). ¿Quién se puede resistir a todas esas hamburguesas a precios tan ridículos?

Nuestra primera parada fue el famoso In-N-Out en Camarillo, California. El primer restaurante de este ‘fast-food se inauguró en 1945 y fue el primer ‘drive-thru’ del estado, ya sabes eso de llegar con el coche, pedir y llevártelo. Su flecha amarilla es todo un icono y sus palmeras cruzadas plantadas cerca de los locales, una señal que indica: ¡Come aquí!

inn n out

Comencemos con el despiece:

El local: algo cutre, aunque las palmeritas y las luces de neón le dan un toque chic y retro, no deja ser un fast food con mesas por todos lados y un mostrador abarrotado de gente desde donde puedes ver cómo hacen hamburguesas como si no hubiera un mañana. El funcionamiento es muy fácil: llegas, pides lo que quieres y en un santiamén te dan tu bandejita (son bastante rápidos, así que si vas con un hambre voraz como nosotras es fantástico.) Una  vez, tienes tus ‘burgers’  te sientas en las sillas-sofás (con más gérmenes que un parque de bolas infantil)  no sin antes servirte la bebida. No creas que era una tarea fácil, ¡qué cantidad de refrescos azucarados!

inn-n-out2

La comida: al Inn-N-Out le gustan los clásicos: cheesseburger, doble cheeseburger y hamburger, y ahí se acabaron las opciones… a simple vista. Puedes pedirte una ‘animal style’ que está fuera de carta. Nosotras fuimos a lo sencillo y pedimos dos chesseburgers que llevaban lechuga, tomate, queso… bueno, una sin lechuga, ya os daréis cuenta que en nuestros post siempre habrá una burger con poco vegetal (Inés no es muy fan de lo verde). Bueno, a lo importante: La hamburguesa buena, no puedes pedir mucho a un fast food pero esta cheeseburger superó nuestras expectativas. La carne bien, un poco pasada pero, por lo que pudimos comprobar en EEUU, gusta así. Los acompañantes daban la talla, las patatas como en el McDonald’s pero el doble de cantidad, empiezas a comer y sin darte cuenta la bolsa se ha quedado vacía.

inn-n-out
Conclusión: Si te dejas caer por USA algún día, no puedes pasar por alto este restaurante típico californiano. ¡Palabra de Burgueses!

burguesometro-innout

1 comentario sobre: “Road trip California: In-N-Out”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*