Edim-burger

La semana pasada decidí tomarme unas minis-vacaciones y abandoné a Roberto y Bea para irme a tierras escocesas (siempre en busca de nuevas burgers, claro), concretamente visité las ciudades de Glasgow y Edimburgo.

Ya os adelanto que este viaje ha sido todo un acierto gastronómico y de ‘empinar el codo': las cervezas estaban espectaculares, nunca sabías cuál elegir. Os hago un resumen de mi ‘burger-experience’ por si os animáis a visitar las tierras de William Wallace y sí, qué narices, para daros un poco de envidia.

Bread Meats Bread – Glasgow

bread2
Volvería solamente a Glasgow (la cual no me gustó mucho) para probar el resto de la carta. ¡Qué rico todo! En pleno centro de la ciudad y rodeada de más locales gastroburgers… Eso sí, éste era el único lleno y con cola para poder sentarse a comer. Y ya sabemos lo que significa esto.
Después de la espera/tortura de estar de pie oliendo y viendo hamburguesas pasar por delante sin poder catarlas, nos llegó el turno de sentarnos a devorar.

bread1

La elegida para saciar nuestro hambre, después de las horas de pateo con frío polar, fue The Wolf (genial el nombre, ¿no?) Esta debía ser la obra maestra de la casa pues al lado del nombre ponía: “Our signature Burger”. Como mi nivel de inglés está por los suelos (eh, sinceridad ante todo) confesaré que pedí un poco sin saber. Cuando me la llevaron a la mesa me encontre con una hamburguesa con queso americano, bacon, pulled pork en salsa BBQ, cebolla frita crujiente y ‘Nduja mayo’ (¿¿pero qué era eso??). Dos palabras: IN – CREÍBLE  (se ha convertido en mi TOP-burger  actual)

bread-colalge
Las patatas se llaman “Glaspoutine” y… ¡Eran una delicia! Tengo que copiar y repetir la receta aquí en Madrid.

Oink – Edimburgo

oink2
Me hablaron de este sitio meses antes de elegir como destino Edimburgo: ciudad de vacaciones. Fue mi primer chekpoint de viaje. Es bastante peculiar, cocinan un cerdo al día (entero) y cuando se acaba cierran la tienda, no hay más, simple, sencillo y para toda la familia. Un día puede acabarse a las 2 de la tarde y otro a las 8, según la suerte que tengas puede que llegues a probarlo o tengas que intentarlo de nuevo otro día.

oink1
Tuvimos suerte ya que aún no se había agotado el pobre cerdito y además hizo solazo y buena temperatura (muy típico allí en Escocia, léase la ironía) y aprovechamos para comerlas en el parque con unas vistas incomparables (perdón por lo cutre del papel plata).

oink-collage
Es una burger sencilla pero estaba muy buena, totalmente recomendable pasar por este local.
Cómo funciona: Eliges el tamaño: Piglet, Oink y Grunter (adivinar cual es cual), luego el pan, un aderezo, una salsa y ¡listo para comer!

Burgers & Beers – Edimburgo

Se promocionan como el mejor sitio de hamburguesas de Edimburgo, y probablemente lo sea, pero el tamaño de las burgers es bastante pequeño y… ¡Sin patatas! ¡Qué pecado! (las pedimos aparte, por supuesto)

beers1
Elegí la llamada “The Rocky Balboa” carne de ternera, bacon dulce curado de Virginia, queso azul, escocés, pimienta negra y cebolla, servida en pan blanco.
Rocky tiene todo lo que quiero de una hamburguesa: buena carne, bacon del bueno y ¡queso azul! ¡Estoy enamorada!

beers2
Los demás eligieron “The Johnny Cash” carne de ternera, queso de cabra, cebolla roja caramelizada y lechuga, servida en pan de focaccia. La cebolla roja caramelizada está incluso mejor que la normal, muy buena combinacion con el queso de cabra, aunque era una burger pequeña llenaba bastante.

collage-bb

Puedo afirmar, después de este viaje-gastro-burger por estas tierras verdes, que Escocia es un sitio genial para probar ¡nuevas hamburguesas!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*