‘Burger-truco’: Cómo disfrutar de tu hamburguesa sin moverte del sofá

¡Alerta, vagos! Hemos encontrado la solución perfecta para tener una hamburguesa gourmet en el plato sin (casi) mover un dedo. Sí, sí, tal y como lo lees. De vez en cuando, a Los Burgueses les toca hacer guardia los viernes por la tarde y se tienen que quedar comiendo en la oficina, ¡horror! Ya sabéis que ese es nuestro ‘burger-day’ y es sagrado, ¿qué podíamos hacer? ¡Habéis adivinado! Si los Burgueses no van a las hamburguesas, las hamburguesas vienen a los Burgueses. La solución venía de la mano de Foodora.

alfredos_foodora

Para pedir con Foodora puedes, o bien descargarte la app, o hacerlo desde la web. Nosotros optamos por la segunda opción ya que no nos da el sueldo para tener móviles con más de 16 GB y claro, instalar miles de apps no va con nosotros. Llamadnos cutres. El caso es que la página tiene un diseño de lo más sencillo, introduces tu código postal y te salen todos los restaurantes que te pueden llevar tu pedido. El primero que nos apareció fue Alfredo’s Barbacoa, una de las hamburgueserías más míticas de Madrid, ¿para qué seguir buscando?

Una vez elegido el restaurante, hay que mirar qué comemos. En esto tienen que mejorar un poco pues, si pedías una hamburguesa grande no podías elegir qué tipo de guarnición querías, solo te dejaba esa opción con las de tamaño normal. Bueno, solo Roberto tuvo este problema, ya sabéis que es el ‘estomago-sin-fondo’ del grupo. Lo bueno es que puedes elegir si quieres cebolla o no, salsa barbacoa… Es cien por cien personalizable. ¡Mola!

Una vez tenemos el pedido listo, elegimos la hora (intervalos de media hora), pagamos y ¡a esperar las burgers!

alfredos_foodora

Pedimos la comida para que llegara entre las 14:00 h y las 14:30 h y el repartidor llegó a las 13:55 h ¡Perfecto! Las hamburguesas estaban aún calientes aunque las patatas se quedaron ‘chiclosas’. Aun así, os podemos asegurar que fuimos la envidia de la oficina, saludos desde aquí a todos. Os queremos, pero eran nuestras y no compartimos. También apreciamos muchos vuestros comentarios despectivos sobre cuánto colesterol acumulamos en nuestras arterias, nos hicieron disfrutar más. Jejeje

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*