Una hamburguesa ¡con papel (comestible)!

Hace unos días hemos vivido una de las historias hamburgueseras más terroríficas del mundo. Y no, no hemos vuelto a ir a Anauco, con un par de veces hemos tenido suficiente. En esta ocasión, hemos visitado una de las hamburgueserías de Madrid más míticas: Tommy Mel’s. Además de ver la nueva carta que han estrenado (que incluye hamburguesas de carne Angus), hemos probado la burger especial de Halloween.

¿Y qué tiene de nuevo, amigos? ¡Papel comestible! La cadena de comida americana ha hecho equipo con el cocinero Firo Vázquez, Premio Nacional de Hostelería a la Innovación en 2014, todo un experto en incorporar este peculiar ingrediente a la alta gastronomía. De esta manera, tu bacon será una oblea simulando su sabor, el colesterol de menos está asegurado.

Tommy Mel's Halloween

La terrorífica hamburguesa está compuesta, como ya te habíamos adelantado, por una oblea con sabor a bacon y con una telaraña impresa, que se integra junto a la carne 100% de vacuno nacional criado en libertad, queso cheddar, calabaza dulce a la plancha, lechuga batavia, salsa sweet chili y crema de queso con nueces. El plato se acompaña con sus icónicas sweet potatoes junto con divertidos gusanos de papel comestible con sabor a kétchup.

Tommy Mel's Halloween

¿Valoración? En conjunto, muy buena, jugosa y una mezcla entre dulce y cierto toque a picante. Sin embargo, con tantos ingredientes, el ligero sabor a bacon de la oblea se pierde por completo, incluso su textura se confunde. Si quieres probar la obra maestra del chef Firo, mejor prueba la telaraña antes de comer la hamburguesa, al igual que los gusanitos. Lo que más nos llamó la atención fue el nuevo pan que ha introducido la cadena de comida americana en su carta, un tierno (tiernísimo) y dulce brioche.

Tommy Mel's Halloween

Tommy Mel's Halloween

Para rematar la escalofriante cita pedimos para beber el ‘ponche de Drácula’ bueno, para los ‘pro’ en inglés: Dracula’s Punch. Lejos de ser una bebida desagradable, se trata de un cóctel sin alcohol (¿qué pensabais, eh?) muy muy dulce rematado con sirope de chocolate en el borde del vaso y rematado con dos gominolas con forma de gusanos. Al más puro estilo del Conde de Transilvania bueno, quizá le faltara un ataúd para recostarse. En cualquier caso, somos simples mortales y nos parece todo estupendo.

 

Tommy Mel's Halloween

 

Tras este festín, rodeados de telarañas y gusanos, no podíamos irnos sin pedir uno de sus deliciosos batidos y postres. Aunque nuestra vida corra peligro y nuestro estómago no diera más de sí, pedimos un batido de chocolate blanco y un Tommy Mel’s Brownie Sundae. El camarero nos advirtió de nuestra locura pero no le escuchamos. Con el batido no hubo problemas sin embargo, ¡ay, amigos el brownie hecho batido! Es descomunal: además del pastel americano lleva sirope de chocolate y cantidades ingentes de deliciosa nata. Casi ‘palmamos’ aunque, sin duda, lo volveríamos a hacer. Maravilloso.

 

Tommy Mel's Halloween

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*